VERANO 2018

Castellón, entre las provincias más solicitadas para disfrutar de las vacaciones

Peñíscola, el complejo turístico de Marina d'Or (Orpesa) y Benicàssim forman el podio de destinos más caros de la provincia

ADRIÁN BACHERO

El precio medio de alquiler vacacional y de apartamentos en la provincia de Castellón es de 128 euros, lo que le sitúa en un escalón medio en el ránking de provincias españolas, según el buscador de alquileres vacacionales y apartamentos Holidu. Ello permite que sea uno de los destinos más demandados en los meses veraniegos de toda España. Para realizar esta comparativa, se han analizado datos de cientos de destinos de toda España, y de otros países europeos, comparando lo que supondría un alquiler vacacional en agosto, en plena temporada alta, y a mediados de septiembre.

En el primer periodo, la provincia de Castellón es la más barata de toda la Comunitat Valenciana en lo que al alquiler de apartamentos vacacionales se refiere. En estos términos, Alicante se sitúa como la provincia más cara, con 156 euros, mientras que Valencia alcanza los 135 euros.

Asimismo, algunas localidades castellonenses como Peñíscola, así como el complejo turístico de Marina d’Or, en Oropesa del Mar, superan los precios de la provincia en general. La primera, con un precio medio de 135 € la noche en temporada alta es la más cara de todo el territorio castellonense, y la segunda, con 131 €. Mientras que Benicàssim, en donde la noche cuesta 128 €, completa el podio de destinos turísticos de Castellón.

De un modo más asequible se presentan localidades como Orpesa, con 120 €, o Vinaròs, en el límite de Cataluña, con un precio medio que alcanza los 116 €: mientras que en la lista aparecen en un escalón más bajo Benicarló, con 100 euros, y la propia capital de la Plana, con 94 €. Ambas se encuentran dentro de los destinos más baratos de toda la Comunitat Valenciana. 

POR TEMPORADAS // Una de las notas características que hay que observar en la provincia de Castellón es la gran diferencia que hay entre la temporada alta y la temporada baja, disminuyendo desde los 128 hasta los 72 €, lo que es lo mismo, un 43,49%. De hecho es la segunda mayor diferencia de toda España, solo superada por Tarragona, que pasa de 181 a 92 € (49,39%). En este ránking, Peñíscola es la única ciudad que supera los registros de la provincia en sí, ya que pasa de 135 a 73, lo que supone un 46,11%. Las restantes localidades se sitúan en torno al 30%, con las excepciones de Benicàssim (17,19%) y Benicarló (9,33%), destino en el que la diferencia entre ambas épocas apenas se nota en el bolsillo del turista. 

Por otro lado, las primeras reservas apuntan a un muy buen verano, aunque hay establecimientos donde insisten en que el cliente espera a última hora. La tendencia cada vez es contratar más a última hora, coinciden los gerentes de los hoteles provinciales, que describen que el grueso de sus clientes son familias con niños pequeños que buscan calidad y entretenimiento; parejas en busca del sol y playa con buena oferta gastronómica y gente joven con amigos en las fechas señaladas de festivales como el FIB o el Rototom, por ejemplo. 

LO MÁS CARO Y LO MÁS BARATO DE ESPAÑA // A nivel nacional, Castellón se encuentra en una posición intermedia, ya que si atendemos a la media de todo el país, está a 56 euros por debajo en temporada alta y a 80 euros en temporada baja. De esta forma, en España, el alojamiento más barato durante la temporada alta se encuentra sin duda en las Islas Canarias. Sobre todo, en las islas menos conocidas como La Palma, La Gomera o El Hierro con cifras que oscilan los 80 €. Mientras que los destinos más caros del país se encuentran justo en el otro archipiélago español: Las Baleares, que ven como el precio de los alquileres vacacionales se disparan hasta los 262€ en Mallorca, 264€ en Menorca, 345€ en Formentera y como la isla más cara, cómo no, Ibiza, con un increíble precio de 538€ por día.

ESPAÑA, ENTRE LOS DESTINOS MÁS CAROS // Desde un punto de vista geográfico más amplio, España se sitúa en la segunda posición entre los países europeos más caros para pasar el verano, con un precio medio por noche de 184 euros en temporada alta, siendo superada únicamente por el Reino Unido, que alcanza los 203 euros. Ello, probablemente, tenga que ver con nuestra tradicional gran oferta de sol y playas, que atrae a muchos veraneantes de todos los rincones del mundo, aunque es cierto que nuestros vecinos se encuentran por debajo de los precios españoles, Italia (170 €), Francia (156 €) y Portugal (140 €) por noche en temporada alta. En el otro lado se sitúa Croacia (128 €), que se confirma como uno de los destinos favoritos de los viajeros ya que a su gran oferta le acompañan los precios. Cabe destacar que este último país costero refleja los mismos números que la Provincia de Castellón, por lo que podrían equipararse ambos destinos.

Finalmente, una de las mejores opciones para ahorrar en las vacaciones es retrasarlas. Es decir, a partir de septiembre, los alquileres suelen bajar los porcentajes de manera considerable y en España, por ejemplo, se reducen los precios entorno al 15%, e incluso los destinos de playa y costas, las cifras pueden superar el 25%. En otros países europeos las diferencias son incluso mayores con hasta un 38% en Grecia y Croacia. En Italia por ejemplo, yendo a Cerdeña se puede ahorrar hasta un 46%.

 

Outbrain