IDEAL PARA EL VERANO

Pepino: simplicidad de la huerta a la mesa

Esta hortaliza, muy refrescante, está presente en gazpachos y ensaladas H Su bajo aporte calórico y alto contenido en agua la hace muy saludable

Todas las variedades del pepino se pueden comprar en los mercados.
GABRIEL UTIEL

FRANCISCO González Yuste

El pepino es el fruto de una planta herbácea, emparentada con sandías y melones, junto a otras hortalizas como el calabacín o la calabaza, todas de la misma familia. Es originario de zonas tropicales del sur de Asia. Los romanos lo empleaban como hortaliza y con fines medicinales. Ellos fueron los que lo introdujeron en Europa.

Las diferentes variedades se clasifican dependiendo del tamaño, forma y color de la piel. El de tipo español es una variedad de pequeño tamaño, de longitud máxima de 15 cm y peso medio de 125 gramos. Tiene la piel verde con rayas de color amarillo o blanco y se consume fresco o encurtido. El pepino francés es de unos 20 a 25 centímetros de longitud y hay dos variedades, con verrugas y piel lisa. El holandés, por su parte, es largo, de piel lisa y ligeramente surcada.

Cuando adquiramos pepinos en los mercados municipales elegiremos ejemplares de color verde oscuro, sin manchas amarillentas ni defectos, firmes y desarrollados, sin tener un diámetro muy ancho. Descartaremos ejemplares grandes, puesto que suelen ser amargos, de textura más blanda y con semillas duras; y los de extremos resecos o que presenten colores amarillentos, que indican un fruto duro y de sabor amargo. Al adquirirlos presionaremos en el extremo del tallo. Si es blando hace tiempo que fue recolectado.

Es una hortaliza que ha de consumirse poco madura, debido a que con la maduración pierde su tersura y adquiere ese tono amarillo que altera su sabor. Además de fresco, se puede adquirir encurtido y embotado. Se pueden conservar dentro del frigorífico, pero no se pueden congelar, ya que se ablandaría su pulpa.

Saludable

Tiene un bajo aporte calórico debido a su pequeño contenido en hidratos de carbono y a su elevado contenido de agua. Es un alimento muy refrescante y resulta ideal para elaborar ensaladas, y gazpachos. Para aprovechar mejor sus cualidades hay que consumirlo crudo, natural, lavado y sin cáscara. También se puede acompañar de limón o yogur, sin sal o poca, para no reducir su acción depurativa y diurética.

Outbrain