+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

benicarló

Critican que el Pativel discrimina a la costa norte frente a Vinaròs

Vecinos denuncian la falta de apoyo del ejecutivo local en su cruzada contra el plan

 

Representantes de la plataforma vecinal denunciaron el «agravio comparativo» con Vinaròs respecto al Pativel. - SÁNCHEZ

MARÍA JOSÉ SÁNCHEZ
12/09/2018

El Plan de Acción Territorial de la Infraestructura Verde del Litoral de la Comunitat (Pativel) trae de cabeza a la Asociación de Vecinos de las Partidas Riu, Su- rrach y Aiguaoliva, zonas que conforman la costa norte de Benicarló. La plataforma vecinal, además de presentar por cuenta propia (sin el apoyo del consistorio) un recurso contencioso administrativo contra la norma paisajística, denunció ayer, en palabras de su presidente, Manuel Roca, un «agravio comparativo y trato discriminatorio» frente a Vinaròs.

«Desde el año 1986 en la costa norte de Benicarló no se puede construir. Sin embargo, en la franja sur de Vinaròs, que es la prolongación de nuestro litoral, sí se han otorgado permisos y es zona urbanizable», aseguró.

Esta circunstancia, apuntó Roca, «va en contra de los derechos básicos de las personas de tener una vivienda digna, que es lo que pedimos pero, además, va en detrimento de toda la población porque es un escollo al desarrollo económico de Benicarló y también al turismo de calidad».

En este sentido, el presidente de la plataforma vecinal aseguró que un inversor estaba interesado en ubicar un camping en este área «y le han denegado los permisos». «También hay europeos que querían trasladarse a vivir a la costa norte pero, primero con el PGOU y ahora con el Pativel, frenan su llegada», lamentó.

Roca criticó que con la normativa autonómica, «este área está catalogada como zona protegida y los dueños de parcelas, expuestos a expropiaciones para dotaciones públicas y terciarias».

Los vecinos también cuestionan la actitud del Ayuntamiento. «Del 2002 al 2009, mientras se elaboraba el concierto previo del PGOU, hubo consenso para catalogar la costa norte de urbanizable de baja densidad pero ha quedado en papel mojado», recordó.

Y tildó de «casualidad» que la alcaldesa, Xaro Miralles, adquiriese una propiedad hace un año, «que antes estaba dentro de la afectación de los 100 metros de Costas y, ahora, con el Pativel, aparecen pastillas de zonas verdes justo en los terrenos conlindantes, pero quedan fuera su parcela y la del concejal de Agricultura».