+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EDUCACIÓN SUPERIOR

La nueva selectividad bate récords

Las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU) arrancan el martes con presión de ir a por nota para entrar en el grado preferido, que solo tiene el 20% de los estudiantes que se examinan de unos exámenes con cambios en las materias y las ponderaciones

 

Biblioteca 8 Los exámenes de selectividad, los primeros de la LOMCE tras el Bachillerato, llenan la UJI de estudiantes en busca de un lugar donde estudiar y repasar apuntes del curso. - GABRIEL UTIEL

CRISTINA GARCIA
04/06/2017

La nueva selectividad 2017, la llamada a ser la primera reválida de Bachillerato adaptada a la LOMCE, bate récord sobre récord de inscritos en Castellón. Y se parece, de entrada, a las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU) de toda la vida. A excepción de cambios en la obligatoriedad de examinarse de una materia vinculada a cada especialidad, es decir, Matemáticas II, Fundamentos Artísticos y Latín o Matemáticas aplicadas a las Ciencias Sociales. Mientras ocho de cada 10 aún no tiene del todo claro qué quiere estudiar el año que viene en la universidad, desde este martes y hasta el jueves, los estudiantes se enfrentan a unas pruebas cuya nota será determinante, incluso una décima, para optar a un grado o a otro. Ahora ya saben, tras acabar Bachillerato, qué nota sumará el 60% en la ponderación final. Van a por el 40% restante que les da las PAU.

2.288 estudiantes harán la selectividad desde el martes

2.288 estudiantes de la provincia de Castellón se han matriculado para examinarse en la UJI de la selectividad en la convocatoria de junio de 2017. Un récord sobre el récord del pasado curso, el último antes de la LOMCE, con 30 alumnos más en los tribunales --2.258 personas en el 2016, de las que aprobaron el 97,75%--, que este año se ubican en la Escola Superior de Tecnologia i Ciències Experimentals del campus de Riu Sec, desde el martes al jueves, en sesiones matinales, desde las 9.30 horas, y vespertinas, desde las 15.30. Del total de alumnos inscritos, 1.994 lo han hecho en la fase obligatoria, a por el 10; y 294 solo en la fase voluntaria, a por el 14 o solo a subir nota.

Cambios para ir a por el 10 pero también para el 14

Hasta el curso pasado, los alumnos podían optar a hacer las pruebas de cualquiera de las asignaturas cursadas, pero la LOMCE establece que solo se harán exámenes de las troncales, con lo que este 2017 «habrá menos asignaturas», como explica Sixte Safont, coordinador de las pruebas de selectividad en la UJI. Para ir a por el 10, hay cinco exámenes de fase general: Lengua Castellana, Valenciano, Lengua Extranjera e Historia de España, a la que «este año se suman obligatoriamente las ligadas a cada especialidad, Matemáticas II, Fundamentos Artísticos y Latín o Matemáticas aplicadas a las Ciencias Sociales». Pero si el alumno va a por el 14, hay una nueva condición, según Safont: «No pueden ser asignaturas específicas, sino, de nuevo, troncales, y diferentes a las del 10.

Matemáticas y Latín son claves y puntúan dos veces

Matemáticas --las del área científica y las Aplicadas a las Ciencias Sociales-- y Latín son las asignaturas clave de la selectividad. Y es que, junto a Fundamentos del Arte ponderan el doble en la nota final: para calcular la media de las cinco de la fase obligatoria, y también de la de las optativas de la fase específica, que posibilitan llegar al ansiado 14.

Ocho de cada 10 selectivos tienen un plan A y un plan B

A horas para los exámenes de selectividad, ocho de cada 10 alumnos de último curso de Bachillerato (el 79%) están indecisos y no saben aún qué carrera quieren hacer el curso que viene, y están entre 2 ó 3 grados. «La mayoría tienen un plan A, un B y un C». Lo dicen los directores de Secundaria. Y el Informe de Orientación Universitaria de Círculo Formación, que revelan que «solo un 18% sabe con claridad el grado que elegirá». Cinco de cada 10, un 47% baraja tres carreras y un 31%, dos. Solo el 5% se encuentra «perdido», y verá dónde entra siempre «en función de la nota que obtenga tras las PAU y el Bachiller», según el informe. Los orientadores coinciden en que, además, «el alumno debe ver qué carreras le motivan por delante de las salidas profesionales».

Castellón oferta 36 grados con notas desde 5 a 12,574

En Castellón, la oferta universitaria de primer curso se circunscribe a 31 grados en la Universitat Jaume I, pública; y los cinco que se pueden cursar en el CEU-Cardenal Herrera, privada, donde no piden nota de acceso, sino una admisión y una entrevista personal --a excepción de Medicina, con prueba propia--. En la Jaume I, la mitad de las carreras, 15, han ido subiendo las notas de acceso en el último curso mientras que en otras 14 apenas se pide un aprobado, un 5, para entrar. Por ejemplo, Ingeniería Informática pedía un 5,382 en el curso 2013/14 y el pasado se situó en un 6,5; o Videojuegos, del 8,497 al 9,436; notas altas como las de Enfermería, del 9,971 al 10,918; o Medicina (12,574), por ejemplo. En la otra cara de la moneda se sitúan los que con aprobar tienen suficiente. Son, entre otras, ADEM, Economía, Finanzas, Historia o Humanidades o Ingeniería Eléctrica o Química o Relaciones Laborales y Turismo. LA UJI, además, ha posicionado 20 carreras en el top valenciano de grados, con la ingeniería en Tecnología Industrial también a nivel nacional, según el U-Ranking.//

Temas relacionados