+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

modificación del pliego de esta marca de calidad

11 pueblos provinciales entran en el consejo regulador de la naranja

La provincia vende unas 5.000 toneladas anuales de naranja bajo este distintivo. Las localidades podrán etiquetar la fruta con el sello de Cítricos Valencianos

 

RAMON OLIVARES RUIPÉREZ
14/08/2011

Un total de 11 pueblos la provincia (48 en toda la Comunitat) han sido incluidos en el pliego de condiciones de Cítricos Valencianos, por lo que a partir de ahora pueden etiquetar la fruta que produzcan, si así lo desean, bajo esta marca de calidad. Cervera del Maestre, Traiguera, les Coves de Vinromà, Vilanova d’Alcolea, Alfondeguilla, Eslida, Espadilla, Toga, Torrechiva, Vallat y Navajas se unen de esta manera a la lista de localidades provinciales que ya se encontraban incluidas entre las autorizadas por este Consejo Regulador de la fruta valenciana por excelencia.

El objetivo es dar cabida a zonas productoras en las que antes no se plantaban cítricos, fundamentalmente del interior, en donde “cada vez se cultivan más”, señala el director de este sello de calidad, Juan Bautista Juan. El paso se ha dado con la primera modificación del pliego de Cítricos Valencianos, que había permanecido invariable desde que se creó esta entidad en 1999. La publicación esta semana en el Boletín Oficial del Estado (BOE) es un primer paso en este camino, pues como señala Juan, este trámite “es provisional para que el Ministerio nos cubra” hasta que la Unión Europea valide el nuevo pliego, que debe adecuarse a la normativa continental y española para así poder inscribir la organización en la Entidad nacional de acreditación (Enac).

Además de adaptarse a la ley, con esta modificación se han dado entrada a 19 variedades de clementinas (8), naranjas (10) y limones (1) que no estaban incluidas en el registro anterior porque todavía no habían salido al mercado.

5.000 toneladas // Así, estas variedades, entre las que se encuentra la clemenpons, la loretina o la clemenrubí, también podrán ser etiquetadas y vendidas bajo el sello Cítricos Valencianos, que pretende “aportar prestigio” a la fruta autonómica, señala Juan. Por el momento, la provincia produce “un 30%” del total de naranja que se comercializa bajo este distintivo, del que en total se venden anualmente “15 millones de kilos”. Como no podía ser de otra manera, la mayoría de los locales son de clemenules. H