Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

REPORTAJE

Aquellas antiguas cabalgatas de Reyes

Durante más de 40 años Castellón vivió cortejos espectaculares de los Magos de Oriente, primero a cargo de la Delegación de la Juventud y más tarde por parte de

VICENTE CORNELLESVICENTE CORNELLES
07/01/2007

 

Marcaron toda una época. Generaciones enteras de castellonenses vivieron la fiesta de los Reyes Magos al socaire de fastuosas cabalgatas que iluminaban la noche de la capital de La Plana en la víspera de la Epifanía del Señor, el 5 de enero.

Melchor, Gaspar y Baltasar recorrían las calles en cortejos, primero organizados por la Delegación de la Juventud y, más tarde por la Organización Juvenil Española (OJE), hasta el año 1988, con una "entrega y trabajo desinteresado" que tuvo como resultado desfiles espectaculares, que todavía permanecen en la memoria colectiva.

Aquellos años son recordados para Mediterráneo por algunos de los organizadores de las cabalgatas. Es el caso de Francisco Villalba, quien evoca el "entusiasmo y la dedicación" con que afrontaba la comisión organizadora la anual llegada de los Reyes Magos a Castellón. "Éramos alrededor de 40 ó 50 personas y, dos meses antes ya estábamos preparando la cabalgata, formando equipos de trabajo", cuenta. No olvida que en la misma "participaban más de 700 personas, ya que muchos castellonenses querían y tenían el orgullo de querer participar en la cabalgata de los Reyes Magos". "Jóvenes y adolescentes que se volcaban para que el cortejo fuera posible".

Rememora todo el proceso de preparación del desfile. "Desde el diseño de las carrozas, en los antiguos almacenes municipales, pasando por el alquiler de los vestuarios, la compra de las antorchas, hasta la contratación de las bandas de música", relata.

Los personajes

Asimismo, Villalba recrea algunos de los personajes que se convirtieron en emblemáticos en aquellas celebraciones como el recordado locutor de radio Vicente Escura, quien durante más de 25 años ejerció el papel de rey Melchor; Pepe Martí, quien también hacía de Melchor; y Manolo Font, entre un largo listado de castellonenses "siempre volcados para conseguir una cabalgata extraordinaria", como se encarga de destacar Villalba.

Quien también nos recuerda algunos aspectos de aquellas celebraciones es Germán Belbis, que era el presidente de la OJE el año en que la entidad dejó de organizar el cortejo. "Nuestro objetivo era que la cabalgata gustara a todo el mundo". "Lo que hacíamos nosotros no era ni mejor ni peor, tal vez diferente, y con una dedicación más allá de lo razonable", cuenta Belbis, como testimonio de lo que fueron aquellos años, en unas vivencias irrepetibles con la juventud como bandera de acción. Recuerda "las horas pasadas preparando las carrozas, pasando frío, los atuendos, las colaboraciones de entidades privadas y oficiales como Cano Motor y el antiguo Tetuán-14".

El pintor Lorenzo Ramírez fue otro de los castellonenses que participó directamente en la organización directa de aquellos eventos. Aportaba sus "habilidades artísticas", como indica. Confiesa que "por supuesto, ayudé en todo lo que pude" y en su zurrón de recuerdos mil y una anécdotas, como la de un año en el que su esposa María Elvira hizo de paje real en La Pérgola y sus dos hijas no la reconocieron. "Fue un milagro de los Magos", asegura.

Última hora