Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

SE HABÍAN QUEDADO AISLADAS TRAS EL PROCESO DE CONCENTRACIÓN DEL SECTOR

Las cajas rurales independientes se reivindican en una organización

Mueven 5.000 millones en activos y suman 185 sucursales en toda la Comunitat. Ocho de las 13 que forman el grupo están radicadas en la provincia de Castellón

DANIEL NÁGER / CASTELLÓN
17/02/2017

 

Las cajas rurales que continúan operando de manera independiente, ajenas a todos los movimientos de reestructuración que se han producido en el seno del sistema financiero español, han decidido crear la Asociación Valenciana de Cooperativas de Crédito, un colectivo con el que quieren reivindicar su modelo y también el actual sistema de funcionamiento.

Según un comunicado difundido ayer, el objetivo es «promover y divulgar su modelo de banca valenciana de proximidad».

En ellas, la provincia de Castellón tiene un gran peso, con ocho de las 13 entidades que la integran: Caixa Rural La Vall San Isidro, Caja Rural San José de Almassora, Caja Rural Nuestra Señora de la Esperanza de Onda, Caja Rural San José de l’Alcora, Caixa Rural Vinaròs, Caixa Rural Benicarló, RuralNostra (con sede en Betxí, donde tiene dos sucursales, y otras dos oficinas en Castellón y Alcalà de Xivert) y Caja Rural Les Coves de Vinromà. El grupo lo completan la Caja Rural Central, Caixa Popular, Caixa Rural d’Algemesí, Caixa Rural de l’Alcúdia y Caja Rural de Albal.

En total, «más de 5.000 millones de euros en activos y unos fondos propios de 400 millones de euros». La red de oficinas en toda la Comunitat es de 185 y tiene cerca de 1.000 empleados.

DE AQUÍ // La organización defiende que son «entidades con capital íntegramente valenciano que dan cobertura a las ciudades y pueblos en los que se ubican», además de que, por su modelo de banca cooperativa, «tienen más sensibilidad social y están más cerca de las personas y de su entorno», por lo que son «un modelo que resulta imprescindible para que la economía de muchas poblaciones funcione con plena normalidad y competencia».

Hay que recordar que las cajas rurales se quedaron al margen del proceso de integraciones y rescate de firmas del sistema financiero impulsado por el Banco de España con la crisis. Durante este proceso, las cajas de ahorros fueron disueltas y absorbidas por entidades financieras.

Fruto de este proceso, muchas de las cajas rurales y cooperativas de crédito comenzaron a fusionarse y a integrarse en grupos, siendo el mayoritario Cajamar Grupo Cooperativo, al que pertenece el grueso de las cajas rurales de la provincia, aunque algunas no haya perdido su personalidad jurídica: además de las de Castellón ciudad, Vila-real, Nules, Burriana, Xilxes, Almenara, Alqueries, Vilafamés, Vilavella y Sant Vicent de la Vall d’Uixó. En total, 85 sucursales en Castellón.

Última hora
Entra y participa con tu firma
Pulsa aquí