Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

OCHO DE LOS 16 FALLECIDOS PIERDEN LA VIDA EN LA CARRETERA DE LA MUERTE

Castellón registra en la N-340 la mitad de las muertes en accidente

Torreblanca, les Alqueries, Vinaròs y Alcalà están entre la lista negra del 2017. Un motorista, la última víctima de una tragedia vial en la nacional en Benicarló

NÚRIA B. BIGNÉ
12/07/2017

 

Ocho fallecidos en lo que va de año. La N-340 sigue ostentando el sobrenombre de la carretera de la muerte de Castellón. Y es que concentra la mitad de las víctimas mortales en accidentes de tráfico en la provincia en lo que va de año. Benicàssim, Alcalà de Xivert, Torreblanca, Vinaròs, les Alqueries y la Ribera de Cabanes están entre la lista negra de los escenarios. La última víctima se sumaba a esta trágica cuenta la pasada semana en Benicarló.

Un joven de 21 años y vecino de la Sénia colisionaba frontalmente contra una furgoneta mientras conducía su motocicleta por la nacional sobre las 7.30 horas. El joven murió sin que los servicios médicos pudieran hacer nada por salvar su vida.

DESPLAZAMIENTOS

La 340 concentra un elevado número de fallecidos este ejercicio y los expertos advierten de que lo peor está por llegar. Con la primera quincena de julio aún por finalizar, todavía esperan una aluvión de desplazamientos este verano, por lo que esa cifra podría incrementarse en los próximos dos meses.

Se da la circunstancia de que la nacional es la carretera en la que se encuentran actualmente los dos únicos puntos negros de la provincia. Tal y como explican especialistas del área de Seguridad Vial de la DGT en Castellón, «se trata de los tramos de vía donde se producen dos o más accidentes con víctimas en un mismo año natural y entre los cuales no distan más de 100 metros».

En concentro, según los accidentes registrados durante el año 2016, uno de los dos puntos negros de la provincia se sitúa entre los kilómetros 990,435 y 990,600, entre Benicàssim y Orpesa. El otro es el que transcurre entre el 969,4 y el 969,5, en el término de Almassora. Aunque en el 2016 no se produjeron en ese tramo víctimas mortales, la DGT registró seis siniestros viales con hasta ocho personas heridas.

16 VÍCTIMAS

La cifra de fallecidos en accidentes de tráfico se eleva hasta los 16 en lo que va de año si se contabilizan también a las personas que han perdido la vida en siniestros viales en ciudad. Y es que el 2017 es el ejercicio en el que más motoristas, ciclistas y peatones han muerto en vías urbanas. Exactamente, ocho, los mismos que en vías interurbanas. Desde la DGT piden «máximo respeto» a los límites de velocidad y prohibiciones de adelantamiento este verano.

Última hora