+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

URBANISMO

Cinco kilómetros más de carril bici para Castellón

Una de las nuevas vías conectará los grupos San Andrés y Lourdes con el Ciutat de Castelló

 

Cinco kilómetros más de carril bici para Castellón -

REDACCIÓN
16/04/2018

El Ayuntamiento de Castellón ha anunciado que destinará un millón de euros en la creación de cinco kilómetros más de nuevos carriles bici en tres zonas diferentes de la ciudad. Una de estas nuevas vías ciclistas conectará el pabellón Ciutat de Castelló a través de la Gran Vía con el grupo Lourdes y éste con el Grupo San Andrés, "dos grupos periféricos que a través de esta actuación estarán más cerca de la ciudad consolidada", según ha explicado la alcaldesa de Castellón, Amparo Marco.

Un recorrido de algo más de 1,5 kilómetros (1.582 metros) y una inversión de 312.144 euros para dotar de una conexión ciclista segura –en algún tramo también peatonal-, a estos dos barrios. Esta actuación se enmarca dentro del OT4 para fomentar una economía más limpia y sostenible, de la estrategia EDUSI, que va a suponer la mayor inversión de fondos europeos en la historia de Castellón con 20,2 millones cofinanciados entre el Ayuntamiento de Castellón y la UE a través de los Feder.

"La EDUSI es una estrategia de ciudad que no puede dejar al margen a los barrios periféricos por lo que este carril bici supone una oportunidad para diseñar una nueva relación entre los grupos San Andrés y Lourdes y el resto de la ciudad y hacerlo, además, a través de una movilidad sostenible", ha añadido Marco.

El concejal de Movilidad, Rafa Simó, ha recordado que esta actuación, al igual que los nuevos carriles bici en Casalduch y Ciudad del Transporte,se incluyen dentro del Plan Director de la Movilidad Ciclista, uno de los documentos que integran el Plan de Movilidad Sostenible y Seguridad Vial de Castellón: “Uno de los objetivos de este plan es dotar de vías ciclistas aquellas zonas de la ciudad que todavía carecen de ellas, como ocurre con la conexión entre los grupos San Andrés y Lourdes”.

La ejecución de este carril bici supondrá que en un tramo de la Gran Vía Tárrega Monteblanco se elimine uno de los dos sentidos de circulación, en concreto entre la calle Rambla de la Viuda y el cruce con la N-225. Esta actuación permitirá reordenar la movilidad en el entorno del Grupo Lourdes con un "triple objetivo: reducir el tráfico de paso junto a la zona residencial del Grupo Lourdes, calmar el tránsito y mejorar la seguridad vial, una circunstancia que beneficiará especialmente a las personas más mayores", han destacado el concejal de Movilidad y la teniente de Alcaldía del Distrito Sur, Patricia Puerta. Esta reordenación reducirá el tráfico de paso que en estos momentos soporta el grupo Lourdes, que se canalizará a través de la avenida Valencia y la N-225.

Con la entrada en servicio del nuevo carril bici, que tiene un periodo de ejecución de cuatro meses desde el inicio de los trabajos, la Gran Vía tendrá un único sentido de circulación hacia Norte –entrada a la ciudad- desde la N-225 hasta la calle Rambla de la Viuda, a partir de donde recuperará los dos sentidos de circulación. Así, el acceso al barrio será por la avenida Valencia y la N-225.

Temas relacionados
 
   
1 Comentario
01

Por Cruda Realidad 16:18 - 16.04.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

¿Carriles-bici o vías ciclopeatonales Concejal Simó? El trazado inadecuado y la incorrecta señalización de las vías ciclistas municipales suponen un peligro para los peatones en las acera-bici y un enorme peligro para los ciclistas en los pasos para ciclistas prioritarios, ya que carecen de la pertinente señalización vertical de “ceda el paso” en la vía no prioritaria y en los no prioritarios, por inducir a la confusión al estar señalizados con la marca vial de paso prioritario, un lio injustificable y muy peligroso para todos…....¿Estaremos ante un nuevo “quiero y no puedo” municipal? Parece ser que el “quiero y no puedo” se ha convertido en el sello de las actuaciones del actual equipo de gobierno: Medidas correctoras en las ZAS que no corrigen nada. Supermanzanas con calles señalizadas como plataformas compartidas de prioridad peatonal en las que se “pintan” ¡pasos de cebra!. Semáforos de peatones con cuenta atrás que alteran el formato semafórico peatonal con rojo “arriba” establecido en el R.G. de Circulación, incumplen descarada y peligrosamente la duración mínima del cambio de fase (verde intermitente en España) establecida en el R.G. de Circulación y normativa básica estatal y autonómica de accesibilidad en el medio urbano. Y encima incumplen todas las normas de implantación de contadores de tiempo en sistemas semafóricos de peatones con indicación de cambio de fase (como es el caso del sistema español) establecidas por la buena práctica de la Ingeniería de Tráfico y por la normativa Federal Norteamericana. Normativa que obliga a instalar contadores de tiempo regresivos por razones de seguridad vial, pero SÓLO en el cambio de fase (rojo intermitente en EEUU) siempre que su duración sea superior a 7 segundos, siendo voluntaria su implantación en duraciones inferiores. Durante la fase verde y la roja, también por razones de seguridad vial, el contador de tiempo deberá de presentar su pantalla en NEGRO y sin ninguna indicación…..