+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

informe de la conselleria de vivienda y obras públicas

La congestión de la 340 justifica la creación de accesos hacia la AP-7

El tramo desde Castellón al norte de la provincia, la A-7 por el sur y la CV-13 son otros ejemplos. La nacional a su paso por la Plana Baixa acumula los máximos índices de circulación de vehículos

 

A. TEZANOS
11/07/2018

El estudio que la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio ha remitido al Ministerio de Fomento para mejorar la conectividad con la AP-7 tras su liberalización, en 2020, encuentra su justificación en los altos índices medios de circulación que marca la provincia, especialmente en la N-340. Una problemática que se pretende paliar con la creación de tres nuevos accesos a la autopista y la mejora de dos ya existentes, en busca de una mejor distribución de vehículos por las carreteras.

En el informe remitido a sede ministerial --desde Fomento señalan que todavía no ha comenzado la fase de estudio del mismo--, se incluyen las cifras de congestión vial que marca en la actualidad Castellón. El dato más significativo es el alto nivel de paso de vehículos que se registra en la nacional 340 a su paso por la Plana Baixa, desde Nules hasta el sur de Castellón. Este tramo está catalogado con el nivel rojo por Conselleria --correspondiente a nacionales con más de 17.600 automóviles de media en cada jornada--, lo que indica una carretera con una presencia de vehículos muy por encima de la recomendada.

congestión // Y es que según el informe elaborado por el departamento que dirige María José Salvador, en ese ramal de la nacional 340 circulan una media de 26.049 vehículos al día, por los 13.898 que lo hacen por la AP-7 a esa misma altura; es decir, prácticamente el doble. Desde la Conselleria indican que, de aceptar Fomento esta actuación, «se equilibraría mucho la densidad de tráfico entre las dos vías», ya que a partir del año que viene el acceso a la autopista será gratuito.

En este sentido, la propuesta de actuación marca una mejora de la capacidad de la N-340 en el tramo de peaje correspondiente a Burriana-les Alqueries y Vila-real, una zona con una alta presencia de industrias. Asimismo, en Vila-real se desviará tráfico hacia la AP-7 a través de un nuevo acceso en la CV-20, en caso de que el Ministerio acepte este informe.

No es la única zona de la nacional a su paso por la provincia que soporta un elevado índice de paso de automóviles. Desde Castellón hasta Vinaròs, la carretera está catalogada con el nivel naranja --de 8.550 a 17.600 vehículos al día--, lo que indica también una excesiva congestión vial.

En esta área, la Conselleria ha propuesto la creación de un nuevo enlace en Benicàssim para facilitar el trasvase entre la nacional 340 y la autopista. Se trata de una zona especialmente ocupada durante los meses de verano.

más casos // Otras carreteras de Castellón también están afectadas por un excesivo índice de tráfico rodado. Es el caso de la autovía A-7 a su paso por la Plana Baixa, por poblaciones como Vall d’Uixó o la Vilavella, hasta su conversión en la CV-10. También etiquetada como un tramo naranja, sobre esta zona específica no hay planteada ninguna actuación por parte de la Conselleria.

En el caso de la CV-13 --la carretera que conecta el aeropuerto con Torreblanca--, se registra de media el paso de 12.888 vehículos al día. Desde este vial, sin embargo, sí que existe ya una conexión con la autopista.