+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ACUERDAN CREAR UNA MESA DE TRABAJO QUE PERFILARÁ UN NUEVO ORDEN EN MATERIA DE SERVICIO SOCIAL

Consell y Diputación se proponen corregir la «brecha social» entre el interior y el litoral

Las instituciones implantarán un plan de infraestructuras desde el consenso. Moliner pide más apoyo a Penyeta Roja para superar un desfase de 2 millones

 

Moliner y Oltra comparecieron ayer ante los medios tras reunirse en un ambiente de cordialidad y diálogo. - GABI UTIEL

CASTELLÓN
11/01/2017

La consellera de Igualdad, Mónica Oltra, y el presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, anunciaron ayer la creación de una mesa de trabajo conjunta, de carácter técnico y político, que busque fórmulas que permitan redistribuir el trabajo, recursos económicos y competencias en materia de atención social y, con ello, corregir la actual brecha que existe en este ámbito entre las poblaciones del interior y el litoral de la provincia.

Los dos dirigentes se reunieron ayer durante una hora para debatir iniciativas que refuercen la coordinación entre ambas instituciones y, con ello, la puesta en marcha de infraestructuras sociales en la provincia, con especial hincapié en las comarcas del interior. Las medidas irán encaminadas, tal y como concretó Oltra, hacia la constitución de un nuevo modelo productivo en estas zonas que «permitan, a la vez que atender y ofrecer recursos a esta población, generar empleos y activar la economía». Para Moliner, se trata de «destinar los recursos de la forma más eficiente» con una discriminación positiva hacia el interior que será posible a partir de la confección de un mapa de las necesidades en la provincia que la Conselleria ya viene ultimando.

Entre las prioridades de ambas instituciones está llevar a cabo un plan de infraestructuras sociales que corrija los «actuales desequilibrios demográficos» en materia social, según los acuerdos alcanzados en una cita que transcurrió en un ambiente de cordialidad entre los dirigentes.

Con esta mesa de trabajo, según explicó Oltra, se «podrá avanzar en la constitución de un marco normativo estable que dé seguridad jurídica a ayuntamientos, Diputación y Generalitat».

Moliner, quien puso como ejemplo la experiencia cosechada por la Diputación en programas sociodemográficos como Repoblem, recordó que la institución que dirige dedica anualmente 7,8 millones de euros al área social, al tiempo que celebró la disponibilidad del Consell a colaborar.

Por otra parte, ambos dirigentes hablaron también de Penyeta Roja y Moliner reclamó más implicación del Consell con el fin de superar los dos millones de euros de desfase que arrastra el centro de educación especial.

DEPENDENCIA // Mónica Oltra también se refirió a la aplicación de la ley de dependencia, al anunciar la inminente puesta en marcha en la provincia de un nuevo modelo que dará todo el protagonismo en materia de valoración a los servicios sociales municipales, a los que se les dotará de los fondos suficientes para ello. Además, en cuanto al debate interno sobre los pactos electorales en su formación, Oltra manifestó que «es prematuro hablar de elecciones cuando de lo que se trata ahora es de gobernar».