+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Informe sobre La evolución de las universidades españolAs de la Fundación CyD

Crecen en Castellón los contratos de baja cualificación para universitarios

El informe detecta una «alta sobretitulación» y un desajuste de la oferta y la demanda de egresados. Uno de cada tres empleos firmados en la provincia en el 2016 no requería tener estudios superiores

 

Dos personas miran el tablón de empleos disponibles en una empresa de trabajo temporal que no requieren cualificación superior, una tónica que crece. - MEDITERRÁNEO

CRISTINA GARCIA
13/09/2017

Más universitarios tras la barra de un bar, en la recepción de un hotel o como administrativos. El informe de la Fundación Conocimiento y Desarrollo (CyD) Las universidades españolas: graduados universitarios y mercado de trabajo, presentado ayer, detecta que uno de cada tres contratos firmados en la provincia en el 2016, el 36,3%, fueron para un empleo que no necesitaba estudios superiores, cuatro puntos por encima del estudio del 2010. Asimismo, Castellón, en la línea de las universidades valencianas, se situó por encima de la media nacional, del 34%.

Mientras la Universitat Jaume I (UJI) arranca sus clases y Adecco presenta su informe de inicio de curso en colaboración con Infoempleo que dice que la Comunitat es la quinta autonomía con más demanda de trabajadores universitarios, los datos de la Fundación CyD muestran un «elevado nivel de sobreeducación de nuestros universitarios, atendiendo a cómo está el mercado laboral actual». Lo explica el coordinador del estudio, Martín Perellada, quien, pese a todo, coincide en que «ha mejorado la empleabilidad de los titulados universitarios».

EMPLEO «NO ENCAJADO»

«Este desajuste implica, por un lado, la existencia de parados con estudios superiores –más, si a los datos de la universidad se suman los de la FP superior--, y por otro, de empleo no encajado, por el que personas con una carrera acaban trabajando en un puestos para los que no se necesita esa cualificación», explica el informe.

«Hay más universitarios buscando trabajo que oferta para titulados, de ahí el desvío», señala Perellada. Con los datos en la mano, el 80% de los que acaban la carrera busca empleo y un 69,4% se ocupa. A la cabeza, los de Ciencias de la Salud, con un tasa de empleo de egresados del 81,3%, aunque el 32% tiene un contrato temporal; les siguen los ingenieros, con el 80,8 (el 48% fijo), las Ciencias Sociales y Jurídicas (74,2) y las Humanidades (64,3).

Y son precisamente las carreras sanitarias, las ingenierías y las vinculadas con la empresa las que se han llenado primero en la UJI para este curso, además de los dos magisterios, Criminología, Diseño de Videojuegos y Estudios Ingleses, las clásicas en el top 10 de las más demandadas.

MÁSTER Y DOCTORADO

El informe de inserción laboral de la Universitat Jaume I revela que «a mayor titulación, más ocupación», el 68,7 con un máster bajo el brazo y el 84% con un doctorado, y además más acorde con su nivel superior de estudios.

Temas relacionados