+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

La policía local reconoce "numerosas" intervenciones y vigilancias

Denuncian reparaciones ilegales frente a un desguace de Castellón

Vecinos del grupo Roquetes advierten de la suciedad y exigen una solución . Astrauto alerta de mecánicos ‘pirata’ que colocan piezas por precios «irrisorios»

 

Imagen de las inmediaciones del citado desguace, en el Camí Roquetes de la capital. - MANOLO NEBOT

NÚRIA B. BIGNÉ
19/05/2017

Las reparaciones ilegales a las puertas de un desguace de Castellón y la suciedad acumulada en la zona levantan ampollas entre los profesionales del sector y los vecinos. La Asociación de Talleres Reparadores de Automóviles de Castellón (Astrauto) denuncia la situación que se vive junto a la instalación del camí Roquetes de la capital, donde un numeroso grupo de mecánicos clandestinos aprovecha para instalar las piezas que los clientes del desguace acaban de adquirir. Lo hacen por un precio irrisorio, según revela la asociación, si se compara con el coste de cualquier taller en regla. Y es que la tarifa que piden puede ser hasta seis veces inferior a la de un negocio legal.

Unas denuncias que vienen sucediéndose durante los últimos diez años, según los especialistas de la automoción, que reivindican una solución efectiva al respecto. «El principal problema es que cuando va la policía, los mecánicos ilegales salen corriendo. De modo que las denuncias administrativas y las sanciones económicas son muy difíciles de interponer», relatan a este diario.

LOS NEGOCIOS LEGALES / Sergio Tena, gerente del taller Euromaster de Castellón, critica que los mecánicos pirata «quitan trabajo a los negocios legales» de la capital. En este sentido, denuncia que «es frustrante ver esta situación y que las empresas, que emplean a personas, pagan un alquiler de un local y tributan todos los impuestos», salgan «perjudicadas».

La Policía Local de Castellón ha actuado en numerosas ocasiones al respecto, según confirman a este diario desde el cuerpo. Los operativos policiales se inician, en la mayoría de las ocasiones, a instancias de los vecinos, debido a la acumulación de material mecánico en la carretera, a las manchas de aceites y otros productos. Una problemática que se suma a las prácticas irregulares denunciadas por los profesionales.

ACTUACIÓN POLICIAL / «Los agentes hemos realizado múltiples vigilancias en la zona debido a los recambios ilegales que se hacen, a la suciedad acumulada y también a los problemas de tráfico, derivados de la gran cantidad de coches que hay en doble fila», explican fuentes policiales.

Desde la Asociación de Vecinos Grupo Roquetes confirman el malestar por la basura acumulada. «Vamos reclamando periódicamente la limpieza de la zona al Ayuntamiento. Los fines de semana se ve allí bastante suciedad y mucho movimiento. Hay ruedas y piezas de coches en el camino», asevera el presidente de la entidad, Alberto Ramos.

HABITUAL // Pilar García, propietaria de una vivienda próxima al desguace, dice que las prácticas ilegales son «obvias» y se detectan «a primera vista». Explica que la situación se repite «año tras año», sin que las autoridades logren poner remedio. «Además de que los mecánicos clandestinos que se ponen en la puerta hacen un trabajo que no está regulado y perjudica a los profesionales del sector, la zona está sucia y desprende olores», incide García, quien sostiene que «se ven coches con el capó levantado» y también «recambios en plena carretera».

Por ello, los vecinos piden «más control policial» con el fin de que las reparaciones se hagan en «lugares reglados», con todas las medidas de seguridad convenientes, «sin perjudicar negocios ni causar molestias», reclama.

Temas relacionados