+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CRISIS

El equipo de gobierno exige a Bellido que dimita de las fiestas y él dice «no»

El bipartito alude la «ausencia de confianza» y que «le gritó y faltó al respeto» a la concejala Sara Usó y él lo niega

 

El equipo de gobierno exige a Bellido que dimita de las fiestas y él dice «no» -

13/03/2018

Se repite la historia. Menos de 24 horas después de que el Vítol pusiera el broche de oro a las fiestas de la Magdalena 2018 se abrió ayer un nuevo cisma entre el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Castellón y el presidente de la Junta de Festes, Juanvi Bellido. Según fuentes municipales, la alcaldesa, Amparo Marco, y el equipo de gobierno municipal en pleno, reunieron el miércoles al presidente para reclamarle su dimisión aludiendo «pérdida absoluta de confianza» después de que «gritara y faltara al respeto en público a la concejala de Fiestas y presidenta del Patronat, Sara Usó» el martes por la noche, justo antes de la entrega de premios en la plaza Mayor, en presencia de las cortes de las reinas, Carla Bernat y Lucía Burguete y los familiares, entre otras personas.
Bellido lo niega, y lo dice bien claro: «No voy a dimitir». «Estoy en el cargo para hacer fiestas, no política; y mi intención es terminar el mandato de cuatro años por el que me eligió la asamblea, que es soberana», dice. El presidente de la Junta considera que este es «un nuevo ataque» contra su persona, como el que le llevó a los juzgados el pasado verano después de la querella de una funcionaria del Patronat de Festes que le acusó de «coacciones», cargo del que fue absuelto.
Y explica que «fue una conversación en la que (Usó) me comentó que hacía mala cara, yo le contesté que no me encontraba bien con los problemas de salud con los que llevo semanas, y ella replicó que si no estaba bien que me fuera a casa, yo le contesté y ella habló de dejación de funciones, y de que priorizaba otros asuntos personales a la representación institucional». Según algunos testigos, la cosa fue a más, con reprobaciones en uno y otro lado.

BAJAS EN LA JUNTA A LA VISTA //
Y ante esto, contesta que «una de mis funciones es estar con las reinas, y acudir a los actos, pero igual que la alcaldesa delega en la vicealcaldesa o ediles, pasa en la Junta, que ha estado representada en todos los actos», dice. Como ejemplo, en el Desfile Final, al que no acudió Bellido, fue Adrián Nebot, «tras consultarlo con la reina Carla», quien la acompañó.
En un comunicado, ayer por la tarde, el bipartito destacó que «es una actitud que se considera absolutamente inapropiada y poco digna en un representante de un órgano municipal tan relevante como la Junta», señalan, calificando como «incidentes institucionales graves» los hechos.
El desencuentro ya es continuado desde el 2015, casi desde el minuto uno del mandato del presidente festero. En su actual Junta, una vez echado el cierre a la Magdalena 2018, no se descartan nuevas bajas ante el clima actual, según algunas fuentes consultadas por Mediterráneo.

Las posturas
EL EQUIPO DE GOBIERNO
"Es un incidente institucional grave y ya reiterado”
En un comunicado oficial, el gobierno municipal explicó que «se ha trasladado al presidente de la Junta de Festes que el trato desconsiderado e irrespetuoso hacia la concejala de Fiestas y presidenta del Patronat durante la Magdalena, y hacia representantes políticos y de la Administración municipal, reiteradas desde su acceso al cargo, son del todo improcedentes». Bellido «gritó y faltó al respeto de forma grave a Usó en público, una actitud que se considera absolutamente inapropiada y poco digna en un representante de un órgano tan relevante como la Junta», dice. «Se le trasladó la ausencia de confianza tras estos incidentes institucionales graves y ante la dejación de funciones en algunos actos».

EL PRESIDENTE DE LA JUNTA
“No voy a dimitir, he venido a hacer fiestas, no política”
El presidente de la Junta de Festes, Juanvi Bellido, se apuntala en el cargo y dice que «no» va a dimitir pese a la petición del gobierno municipal. «No he considero que haya hecho nada malo, yo me presenté al cargo para hacer fiestas, y eso es lo que estamos haciendo, según nos lo mandó la asamblea de fiestas, y no política». Bellido apunta a que «en la conversación a la que se alude con la concejala, le pedí escolta para las reinas, como los carros, que llevan ocho policías; le dije que llego donde llego, y que en todos los actos hay representación de la Junta, no existe dejación de funciones, explicándole que además de ser presidente de la Junta de Festes, tengo mis responsabilidades personales».