+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

«Espero que la nueva junta acometa la nueva sede del Colegio de Médicos»

 

«Espero que la nueva junta acometa la nueva sede del Colegio de Médicos» - FERNANDO GIMENO

C. GARCIA
15/04/2018

El próximo 5 de junio, el Colegio de Médicos de Castellón celebrará elecciones y el que ha sido su presidente en los últimos 16 años, el doctor de Familia José Antonio Herranz (Alfamen, Zaragoza, 1956) deja vía libre a nueva savia al frente de la entidad.

--Acaba de anunciar que no optará a la reelección. ¿Por qué?

-Ya lo anuncié hace cuatro años al tomar posesión del cargo. No voy a volver a presentarme, y cumplo mi palabra. Me voy satisfecho y honrado por estos 16 años, en los que he trabajado por el desarrollo del profesionalismo y en defender a los médicos. Agradezco el trabajo de las distintas juntas directivas, que se han dejado el corazón para conseguir un colegio moderno y transparente, con importantísimos logros.

--¿Tiene previsto apoyar alguna posible candidatura? Nueva Alternativa Colegial asegura que está trabajando en lanzar la candidatura de alguien y se baraja el nombre de Marta Faubel.

-Lo que tengo previsto es, como mandan nuestros estatutos y como obligación propia, participar si soy convocado a las urnas. No sé qué candidatos se van a presentar, salvo quienes lo han anunciado en la prensa. Mi voto lo ejerceré pensando en lo mejor para la colegiación y en la oportunidad que tendré, como un colegiado más. Animo a todos los colegiados a presentar sus candidaturas y a participar en las elecciones.

--¿A qué achaca la tensión que hay entre la junta directiva y la candidatura que encabeza el doctor José María Breva?

-No hay ninguna tensión, al menos por parte de la junta directiva. El doctor Breva está emitiendo unos juicios de valor personales, pero esa es su responsabilidad; y sus problemas los debe resolver él mismo. Nosotros estamos trabajando con normalidad. Lo cierto es que me sorprende que una persona que haya estado dentro de la junta y que ha vivido durante cinco años cómo se trabaja haga estas manifestaciones que, desde luego, no coinciden con las que hizo cuando se marchó. La tensión viene de su parte. Esta directiva no tiene más intención que lograr un proceso electoral totalmente transparente. Una transparencia que ha caracterizado nuestra gestión.

--¿Qué balance hace de sus 16 años al frente del ente colegial? -Totalmente positivo. Se han alcanzado prácticamente todos los objetivos, los programas electorales y conseguido que esta corporación sea un referente en la sociedad castellonense. Estamos presentes en foros como la Universitat, el Consejo de la Ciudad, consejos de salud, consejos de bioética y en aquellos espacios públicos en los que se abordan los problemas profesionales, y donde hemos defendido los intereses de nuestros colegiados. Nuestra voz se escucha en Madrid y a nivel autonómico. Solamente queda pendiente dotar a los médicos de una nueva sede colegial, moderna y adaptada a este tiempo, pero ese proyecto anunciado hace 10 años, y votado en dos ocasiones, con hasta 29 ofertas, esperamos que la nueva junta lo acometa, según el cronograma fijado.

--Fue un gran defensor de construir una nueva sede de mayor envergadura y presentó un proyecto millonario. ¿Espera que su sucesor siga este plan?

-Es necesario que nuestra sede se adapte a los tiempos y al número de colegiados actual, que crece año a año. Se ha quedado obsoleta, como se pone de manifiesto en actos multitudinarios. Evidentemente, la nueva junta va a tener la oportunidad de continuar estudiando las opciones para adecuarse a las necesidades sociales. Pero les compete sólo a ellos.

--¿Qué consejo da a los posibles candidatos a presidir el Colegio?

-Les aconsejaría que trabajaran con ilusión y se rijan por los Estatutos y el Código de Deontología, que son fundamentales para el desarrollo del profesionalismo. En mí tendrán un colegiado más para sumar profesión y colegio.

--¿Cómo ve la sanidad castellonense? ¿Hacen falta mejoras?

-Hay varias zonas de mejora. La desinversión sufrida durante los años de la crisis es algo que llevamos arrastrando, no solo en instalaciones, sino en personal. Necesitamos más. Esperamos que se vuelva a invertir para que los ciudadanos puedan tener las mejores instalaciones y ser atendidos por los mejores y más formados profesionales. Además, detectamos que la media de edad de nuestros médicos es alta y que dentro de pocos años hará falta un recambio. A pesar de contar con dos facultades en Castellón, ante el bajo número de especialistas que se forman, van a ser necesarios bastantes más y no podremos disponer de ellos, ya que los de aquí se ven obligados a irse a otras comunidades e incluso fuera de España buscando mejoras de empleo. Y no lo podemos permitir. Eso debe cambiar. Para ello son necesarias mejoras en el desarrollo profesional. En esa tarea estamos dispuestos a colaborar con la Administración.

--El juicio contra el falso médico de Vinaròs pone sobre la mesa el tema del intrusismo. ¿Cómo se puede combatir?

-La lucha contra el intrusismo es una obligación estatutaria. Solo podemos actuar por las denuncias que realizan los ciudadanos, que deben dirigirse al Colegio cuando detecten o sospechen a la mínima este tipo de prácticas. Nos pondremos en marcha para investigar el caso y velar por su salud. Ya existe un registro abierto para que quien quiera pueda comprobar si su médico está colegiado y en qué especialidad en la que está formado. Y se trabaja ya en ampliarlo.