+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

la conselleria detecta indicios de maltrato y conductas inapropiadas

La Fiscalía de Menores investigará si en el centro de Segorbe cerrado se cometió delito

Oltra insinúa que la congregación no destinaba el dinero al bienestar de los niños. El fiscal analizará si se deriva alguna responsabilidad penal de las irregularidades

 

Los centros de acogida de menores de la provincia de Castellón cuentan actualmente con 155 residentes. - MEDITERRÁNEO

SARA RIOS
19/05/2017

La Fiscalía de Menores actuará para ver si se cometió algún tipo de delito en el centro de acogida de menores cerrado en Segorbe por la Conselleria por «indicios de maltrato y conductas inapropiadas». El fiscal jefe de Castellón, José Luis Cuesta, explicó ayer a Mediterráneo que el Ministerio Público ya dispone del informe elaborado por la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, donde se enumeran las causas que le han llevado a cerrar el centro. Ahora la Fiscalía investigará si de las informaciones allí contenidas se desprende que desde el centro se pudo cometer alguna acción que comporte una responsabilidad penal.

En este sentido, Cuesta hizo hincapié en que no es función de la Fiscalía decidir el futuro del centro, ya que la Conselleria es quien tiene la potestad para ello. Estas instalaciones no solo están sujetas a las inspecciones de la Conselleria, ya que los Servicios Sociales y la Fiscalía de Menores realizan sus propios controles.

La Conselleria prevé incrementar las inspecciones en los centros de menores, después de que diversos controles rutinarios hayan llevado a la administración autonómica a ordenar el cierre de varias instalaciones en la Comunitat, como la residencia de Segorbe. En dos años se han realizado 16 inspecciones en las 80 residencias de acogida de menores de la Comunitat, «frente a las seis de los tres años anteriores».

En la provincia de Castellón, tras el cierre, del de Segorbe hay seis operativos, dos de ellos, Plana Alta, en Castellón, y Plana Baixa, en Nules, gestionados por las Hermanas Terciarias Capuchinas, la misma orden que administraba la residencia de la capital del Alto Palancia. A estos puntos han ido la mayoría de los 18 menores trasladados.

La consellera indicó ayer que desde la Conselleria no tienen «nada en contra de esta congregación», y resaltó que esta orden tiene acogidos a niños «muy bien, de manera profesional y digna».

MOTIVOS

En cuanto a los motivos que han llevado al cierre de dicho centro, Oltra aseguró que cualquier persona «en su sano juicio» hubiera trasladado a los niños del centro de menores de Segorbe, tras un informe que habla de «indicios de maltrato y conductas inapropiadas». «Cuando la comida se recibe porque la regala el supermercado» o cuando la parte de la residencia de la congregación está arreglada y renovada y la parte donde viven los niños no, «obviamente hay indicios de que algo no funciona bien y hace pensar que el dinero se ha invertido de una determinada manera», remarcó la consellera.

Oltra recordó que el centro recibe 2.235 euros al mes por niño, por lo que, a su juicio, «no hace falta que se les lleve a mendigar a un supermercado, porque al final lo que piensa la gente es que esta congregación se hacía cargo altruistamente» de ellos.

Temas relacionados