Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

ESLIDA LA INVERSIÓN EN ESTA CONSTRUCCIÓN ASCIENDE A 7.800 EUROS.

Inician la obra de puesta a punto del arco romano

El fin es rehabilitar el deteriorado Bien de Relevancia Local, del siglo II a. C..

MIQUEL ÀNGEL SÁNCHEZ
06/11/2007

 

El Ayuntamiento de Eslida ha iniciado la rehabilitación de l´Arc de La Rambla, el monumento histórico más importante de la localidad. Su construcción data de hace más de 2.000 años, aproximadamente del siglo II antes de Cristo, y por ello está declarado Bien de Relevancia Local.

La obra se está ejecutando por medio de una ayuda de 7.800 euros, que se ha designado en la partida de Patrimoni Etnològic de la Comunitat Valenciana.

Este elemento es una construcción civil del periodo en el que el Imperio Romano estaba establecido en la Península. El acueducto tiene tres pilas, con estribos en los extremos, y cuatro ojos. Las pilas son cilíndricas y se construyeron con sillares circundando relleno apisonado.

Los ojos están constituidos con arcos carpaneles --no de medio punto--, con sillares de menor dimensión, a modo de dovelas, de forma que todas las piezas están comprimidas. Los estribos se apoyan sobre la ribera del cauce del río, al nivel de calzada.


DESGASTE Actualmente, l´Arc de La Rambla se halla en estado de deterioro pues, tal y como se aprecia a simple vista, tanto en las pilas como en los arcos existen pegotes de mortero que sobrepasan en espesor las juntas.

Así, hay pérdida de material en la parte superior del puente y se observa falta de cohesión entre las piezas de sillería de los arcos. El entorno está bastante descuidado, tanto las riberas y cauce, como la calzada. Por ello, se pretende actuar en el monumento, pero en base a criterios de rehabilitación en construcciones de interés cultural, con piezas o materiales actuales acordes con los originales. El fin es limpiar los elementos impropios de las piezas de sillería, garantizar la unión de estas con morteros y, si durante la ejecución se apreciase un desperfecto significativo en algún sillar, se trataría de sustituir por otro de similares dimensiones sin desentonar la totalidad del conjunto artístico.


Última hora