+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Entrevista al ACTOR Y PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN CULTURAL ARTEA DE PAVÍAS

Jordi Royo Segura: "Los actores de doblaje somos un colectivo atípico, de tarifas bajas"

 

AMPARO PANADERO 26/08/2007

Nacimiento: Barcelona, 1958.

Profesión: actor de doblaje.

Trayectoria: comenzó en los años 80. Aunque quiso ser farmacéutico, de la banca pasó a estudiar doblaje e interpretación. Su voz, muy grave, se reconoce en numerosos anuncios, series de TV, dibujos animados y cine.


Desde los 14 años compartió en Barcelona los estudios en Escolapios con el trabajo en una entidad bancaria. De botones hasta director de una sucursal a los 27 años. Y con una doble vida profesional. En horario de oficinas, traje, corbata y seriedad bancaria, y por la noche la transformación en actor, animador y humorista de varias salas de fiesta barcelonesas. Morella y Pavías ocupan el corazón de Jordi Royo. Las raíces familiares se distribuyen entre estos dos lugares donde habitan sentimientos, amigos, recuerdos. La voz grave del actor es cálida y cercana en la persona. Sus registros mantienen gran prestigio profesional. Acompaña muchas de nuestras rutinas, de nuestra memoria publicitaria, televisiva, cinematográfica. Inolvidable su voz en el maestro Mace Windu de la saga Stars Wars, guerra de las galaxias, que ha compartido con el mítico Magnum, es la voz profunda de Tom Sellck, o los guiños del gato Silvestre y el gallo Claudio, o su presencia auditiva en cintas como La sombra de un secuestro, Hannibal, El cuarto poder, agente OO7, Al caer la noche, Flores rotas, El Perdón, Sahara...

Además es blaugrana, y esta primavera no se creyó convertirse en entrenador de voz de Ronaldinho. Jordi Royo es dinámico, emprendedor, colabora de lleno en cualquier actividad cultural o social de Morella y Pavías. La voz que envuelve, un arrullo, su grande figura, una permanente sonrisa, la ternura de una mirada y su poblado bigote componen un cuadro donde disfrutar, sobre todo, de una buena persona.


--¿Cómo comenzó todo?

--A partir de una actuación en directo, humorística y con imitaciones, en un local de Barcelona, en 1985. Y allí estaba un empresario de un estudio de grabación. Eran los comienzos de TV3, y buscaban voces para doblar. Realicé un curso de doblaje y en 1986 ya estaba trabajando, doblando series, películas y luego llegó la publicidad


--Su primer doblaje...

--Acababa de examinarme en la escuela de doblaje un sábado y el lunes ya me habían convocado a un estudio de doblaje. Pensé que era una broma... y era un papel de doblaje en catalán de la serie inglesa Bruixots i Guerrers, y luego me dieron un papel en la serie Balla amb mi, un culebrón brasileño tremendo. Después llegó Magnum, y doblar al protagonista Tom Selleck, y a uno de los médicos de A cor obert.


--También le hemos visto en algunas series de TV3 y en cine

--La experiencia como actor de imagen es gratificante, porque es otro registro. Los que nos dedicamos al doblaje tenemos algo ganado, la credibilidad para interpretar un texto, porque nuestro único instrumento es la voz, pero tienes un problema ¿qué hago con las manos?, dónde las pongo. Es una buena experiencia, pero la memoria en doblaje es puntual, un ejercicio mental muy rápido, y memorizar para interpretar en imagen nos cuesta mucho a los actores de doblaje. Ahora acabo de rodar un capitulo de Porca Miseria, interpretando a un científico.


--Tendrá un papel, además de Magnum, que le haya marcado

--Hay uno, que me ha llenado, marcado... Estoy orgulloso de todos, pero uno me hizo una ilusión especial, era un papel corto de Shakespeare in Love, Wabash, un personaje tartamudo que interpreta el actor Mark Willinas. Es delicioso.... cuando se estrena la obra deja de tartamudear y triunfa. Hay otros doblajes como los que he realizado del excelente actor John Goodman, para cine y televisión, como Anónimos, Runner, El Ala oeste de la Casa Blanca... Y, bueno soy para todo la voz de Tom Selleck.


--Lo último que ha doblado.

--Lo último más destacado ha sido doblar en Los Simpson y la película a Arnold Schwarzenegger como presidente de EEUU. Y como proyectos está el Detectiu Connan, en TV3, y dos series para La Sexta: El mundo según Jim, que doblo al protagonista, Boston Public, donde doblo al director de un instituto americano.


--La profesión de actor de doblaje no suele atravesar buenos momentos, ¿siguen en crisis?

--Somos un colectivo atípico. Hace 14 años sufrimos una huelga de tres meses muy importante, condiciendo con el doblaje de Parque Jurásico. La huelga nos hizo daño, estuvo mal planteada. Y cuando se volvió insostenible cedieron quienes plantearon el conflicto y en vez de ganar un aumento tuvimos que rebajar un 25% los precios. Hace dos años revisamos el IPC pero hasta entonces hemos cobrado lo mismo. Tienes que trabajar trece horas diarias, como es mi caso, porque es difícil trabajar 8 horas al ser muy bajas las tarifas. Hay una ´guerra´ entre los empresarios de estudios, con sus clientes que son las tv y los distribuidores de cine, y el colectivo de actores. Hay una guerra de competencias, de abaratamiento de precios, ellos tienen beneficios, y nosotros no podemos subir precios.


--Frente a la defensa y presencia del catalán en TV3 en Canal 9 predomina el castellano

--En Valencia no se cuida mucho el tema de la lengua. En los inicios de Canal 9 se doblaban películas en valenciano, y ahora, no sé si es un tema político o de costes, Las películas que emiten las televisiones autonómicas son adquiridas por la FORTA que dobla en castellano, TV3 soporta su propio doblaje, y si Canal 9 lo emitiera en valenciano debe soportar el coste del doblaje. Lo único que se dobla en Canal 9 son dibujos animados y poco más.


--Su voz grave también recorre el mundo de la publicidad

--Soy la voz de La Caixa en valenciano, de los anuncios que emite Canal 9. Y un clásico mío es: "Cola Cao poder te dará".


--¿Cómo vivió enseñar a vocalizar a Ronaldihno en su casa?

--Esto es irrepetible, es una figura. La historia es curiosa porque a mí me contrata una agencia de Amsterdam que lleva la campaña de Nike para Europa, en calidad de entrenador de voz en off, y pensé ¿esto qué es? La cosa era que Ronaldinho ya había rodado las imagenes suyas jugando con el balón, con una música suave y su voz como un pensamiento en alto. El jugador fue al estudio a grabar pero pasó de todo. Es un chico que lo único que sabe hacer es jugar muy bien al fútbol, es un genio, pero no lo saques de su entorno, se sintió presionado y el spot quedó fatal. Tuvo que repetirse y él marco condiciones: se hará en mi casa, con un máximo de cuatro personas y con un locutor que me enseñe. Y allí llegué yo.