+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ENTREVISTA

"Los bous deben estar en 'Apunt' por ser la actividad cultural que más vertebra"

El presidente de la federación de bous al carrer ve innecesario el segundo veterinario

 

'Los bous deben estar en 'Apunt' por ser la actividad cultural que más vertebra' -

07/01/2018

Vicente Nogueroles, presidente de la federación de peñas de bous al carrer de la Comunitat, habla del récord de festejos del 2017, asegura que 2018 será un año clave para el futuro del bou al carrer, ve innecesario el segundo médico para los festejos, pide que A Punt emita bous por ser la actividad cultural que más vertebra la Comunitat y pide a los políticos que no politicen la fiesta.


--¿Ha sido 2017 un buen año para los bous al carrer en Castellón?
–El 2017 es el año en el que la provincia de Castellón se sitúa en la cabeza de todas las provincias españolas en cuanto a festejos populares. Solo en agosto han aumentado en un 50% los festejos taurinos en toda la provincia, en un 25% durante todo el año. A esto hay que añadir que se ha buscado más calidad en la organización de los festejos. La provincia de Castellón tiene que estar orgullosa de lo que ha conseguido en beneficio del bou al carrer.

--¿Qué balance haría del 2017?
--A nivel de toda la Comunitat 2017 se puede considerar como un año histórico para el bou al carrer. Un año histórico en el que a nivel nacional hemos puesto el listón muy alto. En todo el país se nos respeta a la Comunitat como máxima defensora de los festejos populares, con ese aumento en 750 y pico festejos más que el año pasado. No es casualidad. Y hay que añadir en un año especialmente duro por la oposición de ciertos sectores políticos. Lejos de quedarnos atrás en las estadísticas, lejos de dar pasos hacia atrás lo que hemos hecho es avanzar continuar haciendo números sumando. Y lo más importante, la disminución de heridos y muertos. Lo que demuestra que el peñista, las peñas, el organizador está implicado en que todo salga como pensamos, sin ningún problema, que la fiesta salga cuanto más segura mejor y en ello se va a seguir trabajando.

--¿Cuáles han sido los principales logros de la federación en este 2017?
--Más que logros diría que son avances por el bien del bou al carrer. El primero y fundamental es el administrativo. Hemos conseguido durante este año buscar un equilibrio en una situación dramática en las administraciones, con un gobierno de coalición donde una parte prácticamente dominada por Compromís es contraria a la celebración de los festejos populares, donde hay que hacer cábalas para defender la fiesta, frenar trabas que nos ponen desde ciertos ámbitos de la administración. En eso había que buscar un equilibrio, que creo que hemos conseguido, de consenso y diálogo, nunca de enfrentamiento. El enfrentamiento creo que no nos hubiera llevado donde hemos llegado y el número de festejos nos avala. Todos ellos conseguidos ante una administración tan contraria como la actual. A nivel de manifestaciones culturales y reivindicaciones de la fiesta la federación ha dado el callo. Tras la gran manifestación de 2016, que supuso un antes y un después en la defensa en la Comunitat de la fiesta, este 2017 apostamos por el gran congreso de la tauromaquia, que congregó a aficionados y público de la Comunitat, donde se explicó lo que era nuestra fiesta y en julio ese gran acto reivindicativo en defensa del bou embolat y en corda. No podemos olvidar tampoco la disminución de muertes y heridos. Hemos hecho un año de gran hincapié con peñas y voluntarios de charla y coloquios. Hemos extremado la coordinación con la policía autonómica y hemos estado en contacto con las peñas dando directrices que han marcado ellas más tarde en el festejo y que han valido para ayudar a disminuir estos datos.
Hemos conseguido también tener una puerta abierta con la administración, sea el día y la hora que sea y alrededor de 150 casos de problemas que ha habido con solicitud de permisos, con toros, problemas cotidianos de un día de bou al carrer se ha solucionado directamente. El único beneficiario ha sido la peña en cuestión y el aficionado.

--¿Qué espera del 2018?
--2018 es un año clave para el futuro del bou al carrer. Después de estos dos años tan movidos de mejoras, de afinar un decreto que ya existía y que era bastante duro y riguroso, lo hemos afinado. Se han aceptado medidas por parte de los peñistas y organizadores que nos ha planteado la administración y de la que no éramos demasiado partidarios. Y se ha hecho con el único objetivo de beneficiar la fiesta. Creo que hasta ahora hemos demostrado aficionados y federación que estamos a favor del diálogo, de avanzar e ir a más. Ahora ya es el turno de ellos. Es el turno de que los políticos den un paso hacia adelante, que de una vez por todas se dejen de batallas internas por el poder y de que nos utilicen a los taurinos como la piedra arrojadiza para defender una idea u otra. Incluso si llega el momento y vemos que esto no ocurre y vemos que tenemos que salir a la calle posiblemente salgamos de nuevo y hagamos una movilización pidiendo una despolitización total de la fiesta. Es necesario, No pueden seguir utilizándonos como nos han utilizado, sobre todo en el último episodio del asado martes.

--¿Podrá superarse el récord de festejos del 2017?
--Por supuesto que se puede superar. En el mundo del toro hay que ser ambiciosos. No podemos quedarnos parado ni mirarlo todo de una manera tan negativa como se está mirando. Las bases están hechas, las peñas las tenemos, la ilusión toda. Y la capacidad que tiene la Comunitat y todos sus aficionados por sobrepasar esa cifra de los casi 10.000 festejos lo tenemos al alcance de la mano. Para conseguirlo, esto no tiene que ser una batalla política. Tenemos que estar a bien con todas las administraciones. Dialogar, continuar con ese tira y afloja que se nos plantea va a ser el futuro del bou al carrer. No lo vamos a tener fácil, pero igual que no lo tiene fácil ningún otro ámbito cultural, deportivo o de la vida cotidiana hoy en día.

--La entrada en vigor del nuevo decreto prevista para 2018 ¿marcará un antes y un después? ¿Lo veis positivo?
--Por supuesto que es positivo. No podemos estar en contra de un decreto en el que la federación ha presentado 20 puntos nuevos que creíamos que eran mejorables o que no figuraban en el anterior decreto y se nos han aceptado. No podemos estar en contra. Se van a acabar las suspicacias y los problemas que ha habido con la exhibición de toros cerriles, de encierro de embolados, vaca embolada. Se va a poder volver a torear en las calles cuando antes se había prohibido. Hay una serie de avances. El Grand Prix está legalizado. En todo ha participado la federación de peñas. Se nos ha oído desde la administración. Tiene que ser todo positivo.
En cuanto al tema veterinario tenemos una postura muy clara. Ya la tuvimos en su día cuando nos negamos. Pero ahora una vez ya acabado de ver que no hay ninguna manera de que este veterinario no esté en a fiesta tenemos que sacar la parte positiva. Y en eso estamos trabajando. Va ser beneficiosa en cuanto a limpiar la imagen del bou al carrer.

--¿Se está retrasando su entrada en vigor? ¿Por qué?
--Es muy lógico y fácil de explicar. En su día, cuando la federación adoptó la postura de sentarse a negociar el tema veterinario lo hizo precisamente para que no fuera un bolsillo económico para el sector de veterinarios. Gracias a ello, gracias a habernos sentado en esa mesa de negociación, hemos visto que a la hora de fijar las bases de este veterinario ha habido una parte del colectivo que lo único que buscaba era beneficiarse económicamente hemos instado a la administración a que parara la aplicación del decreto hasta que esto se solucionara tal y como nos habían prometido. Por tanto hemos cumplido la federación con la administración y la administración con la federación.

--¿Hace falta un segundo médico en la atención de los festejos taurinos?
--El segundo médico no es compatible con la fiesta del bou al carrer. Es algo innecesario. El servicio médico que hay actualmente, que rige el decreto de bou al carrer, asegura perfectamente la integridad de la persona que pueda ser herida dentro del festejo. Ya llevamos un año desde la federación en la comisión consultiva rechazando esta figura y la administración actual la había rechazado también. La comisión consultiva y el área de Emergencias de la Generalitat presentó un informe desfavorable sobre esta figura en les Corts. Lo que nos duele de verdad y nos sentimos traicionados por el PPCV es cuando nos hemos enterado que a mediados de octubre fue presentada una propuesta del PPCV en les Corts para que se incluyera este segundo médico. Propuesta aprobada esta semana pasada por todos los grupos políticos incluido el propio PP, que lo había presentado. Nos extraña de qué manera se ha utilizado por parte de la presidenta del PPCV Isabel Bonig que el jueves hizo unas declaraciones diciendo que ellos defendían que esta figura no se incluyera cuando ellos han sido son los que la han incluido. No entendemos nada y ya hemos iniciado los trámites necesarios para que esta figura no entre en el festejo y así va a ser. Esta figura no va a entrar. Nos ampara una sentencia, nos ampara la ley y el informe desfavorable de la administración competente que rige el bou al carrer.

--¿Debería haber bous al carrer en ‘Àpunt’?
--La nueva televisión valenciana tiene que tener un espacio referente del bou al carrer. Porque hoy en día esta fiesta vertebra toda la Comunitat. Es la actividad cultural que más pueblos vertebra. Más Por encima de la lengua valenciana. No hay pueblo en el que no haya un día de bous. Tenemos el mismo derecho que cualquier otro ciudadano que paga impuestos como nosotros. Curiosamente, la directora de esta entidad se ha puesto más del lado del PP que fueron los que realmente prohibieron esta fiesta en televisión hace 15 años y se han puesto a su altura. No entendemos que una persona del corte político de la directora de A Punt tan convencional, de tanta libertad de expresión y tan demócrata se pongan a la altura de los que ya lo prohibieron en su día.

--¿Le preocupa la actitud de los animalistas?
--La actitud animalista está a la orden del día. Es un movimiento que van a más. Están ahí y van a estar cada vez más fuertes en la sociedad. Hay que aprender a convivir y estar preparados para contrarrestarles. Lo que tenemos que hacer es estar preparados para contrarrestarles. Hau un respeto total por el principal protagonista de la fiesta que es el toro. No queremos convencer a ningún animalista de que les guste lo nuestro pero sí les podemos desmontar todos sus argumentos en contra de la fiesta. Haciendo una fiesta segura y respetuosa es nuestra mejor arma. Por tanto, no creo que haya que girarle la espalda. Es un movimiento al alza, muy bien organizado y protegido económicamente por algunas grandes empresas europeas. Es el caballo de batalla de los próximos años.

--¿Alguna cuestión más que quiera destacar?
--Pido a todos los partidos políticos, incluido el PP que no haga la fiesta como suya. No se puede caer en el error de apropiarse de una fiesta que no es de nadie, es del aficionado. El tema médico se podría haber arreglado a la primera con el consenso de todos los partidos. Es un fallo de todos los partidos. Hubo un acercamiento de la federación con todos los partidos para que se anulara esa ley por querer apropiarse de la defensa legítima del toro el PP ha conseguido que eso se retrase. Y que nos toque volver a hacer la faena sucia. Una vez más la federación esta ahí para eso, para hacer la faena sucia. Pedimos a todos los partidos que se unan entre todos por la defensa de los bous al carrer.