+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

MATERNIDAD EN CASTELLÓN

Las mujeres retrasan de 28 a 32 años la maternidad en una década

El Baix Maestrat es la comarca de la provincia donde antes se tienen los bebes. Las castellonenses posponen tener hijos hasta disponer de una estabilidad económica

 

Las mujeres tienen los hijos cada vez a una edad más avanzada - MEDITERRÁNEO

SARA RIOS
21/04/2017

Los últimos indicadores demográficos sobre natalidad y mortalidad de la provincia de Castellón, desgranados por comarcas, que recoge el Portal Estadístico de la Generalitat valenciana, ponen encima de la mesa el enorme problema del envejecimiento y la despoblación que padecen de forma incesante las zonas de interior, como está informado estas semanas Mediterráneo. La tasa de natalidad de la Plana Baixa dobla a la del Alto Mijares, que se sitúa como la comarca con menos nacimientos, siendo también la que tiene los niveles de mortalidad más elevada de toda la Comunitat Valenciana.

Uno de los datos que refrenda los problemas demográficos es la edad media de maternidad. En el caso de la provincia de Castellón, se sitúa en 31,81 años, lo que supone un aumento considerable, si se tiene en cuenta que hace una década era de 28 años.

El profesor del departamento de Geografía Humana de la UJI Javier Soriano apunta que el retraso en la edad de formar una familia es una tendencia a nivel mundial en los países desarrollados motivada por el cambio de costumbres y de vida. «Las mujeres hasta que no consiguen una situación consolidada a nivel económico y profesional no deciden tener hijos», apunta a este periódico el profesor de la Jaume I.

BAIX MAESTRAT 

Entre todas las comarcas castellonenses, el Baix Maestrat es la que registra, con un 31,2, la edad media más baja para tener hijos. Según el profesor Soriano, esto se debe a que esta zona «probablemente presenta unas características que combinan el medio rural y el urbano, con Vinaròs y Benicarló como ciudades de referencia, donde la forma de vida se parece a la que era habitual hace años. Todo es más sencillo que en la gran ciudad», remarca el experto.

Temas relacionados