+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

la sequía afecta en especial a la zona norte

El obispo llama a rezar para que llueva en toda la provincia

Los sacerdotes incorporarán en las peticiones un ruego por la falta de agua

 

El obispo de la diócesis Segorbe-Castellón anima a pedir lluvia al Señor. - MEDITERRÁNEO

S. RIOS
12/10/2017

Rezar para que llueva en la provincia de Castellón. Este es el llamamiento que ha hecho el obispo de la diócesis Segorbe-Castellón, Casimiro López Llorente, ante la escasez de precipitaciones que padece la provincia, en especial, a la zona norte. «La falta de lluvia nos afecta a todos; no solo a nuestros campos y montes, a las cosechas y pastos, sino también a las fuentes y embalses y, en consecuencia, al consumo humano e industrial», señala el obispo en una carta remitida ayer.

«Los creyentes sabemos que el agua es un regalo de Dios. Hemos de ser responsables en su uso y saber compartirla con todos. Además el Señor nos enseñó a orar por el alimento de cada día. Fieles a esta recomendación de Jesús os invito a todos a rezar a Dios con confianza por el don de la lluvia necesaria en estos momentos», recoge el escrito.

En este sentido, el obispo pide a los sacerdotes que incorporen «una petición por la lluvia en las preces de la misa, especialmente, en las de los domingos, así como en la oración de laudes y de vísperas; a ello invitó también a las comunidades religiosas y a cuantos recen la liturgia de las horas».

«La oración colecta reza así: Señor, en quien vivimos, nos movemos y existimos: concédenos la lluvia oportuna, para que, ayudados con los bienes del presente, apetezcamos confiadamente los eternos. Por Jesucristo, Nuestro Señor. Amén», recuerda el obispo a los curas para que incorporen este rezo en sus misas.

Sequía //

Castellón ha iniciado un nuevo año hidrológico con preocupación por la falta de agua en el norte de la provincia, ya que los embalses de la Plana tienen reservas. Según datos recientes de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ), los pantanos de la provincia están al 44,68% de su capacidad y con un porcentaje bastante superior al de otras zonas de la Comunitat. Mucho peor es la situación del embalse de María Cristina, que solo está al 20,02%; el de Ulldecona, ya en la Sénia, se halla al 32%.

En Els Ports, el Alt y el Baix Maestrat durante el año hidrológico que acaba de finalizar apenas se han registrado 500 l/m2, entre un 9 y un 17% menos de lo que se considera normal. Y en Morella, el déficit fue del 95% en septiembre, en l’Alcora del 91% y en Castellón del 87%. Este hecho está teniendo consecuencias. El cultivo más perjudicado será el olivar y los ganaderos ya han recurrido a camiones cuba.

Pozo en la serratella //

Ante la escasez de agua, la Diputación garantizará el abastecimiento en la Serratella con 79.746 euros de inversión para la construcción de un nuevo pozo. «Somos muy conscientes de la problemática y estamos anticipándonos a un posible empeoramiento de la situación», explicó el presidente provincial, Javier Moliner.