..

Senna: "No firmo el empate"

El capitán, que ya estará para jugar la vuelta ante el Porto, ve la eliminatoria igualada: "Ellos no pueden ir de creciditos"

RAFAEL FABIÁN RAFAEL FABIÁN 26/04/2011

El Porto es un equipazo. Tiene grandes jugadores, el entrenador de moda en Europa, ha ganado la Liga sin despeinarse (lleva 25 victorias y dos empates en 27 jornadas), se ha clasificado para jugar la final de Copa y ha pasado por la puerta grande a semifinales de la Europa League. Eso es cierto y no será Marcos Senna quien lo discuta, pero el capitán barre para casa. Nadie puede negar los méritos del Villarreal: "Hemos eliminado al segundo de Italia, de Alemania y al primero de Holanda; así que, ¿por qué no podemos eliminar también al campeón de Portugal?".

Si de algo no le pueden acusar al club amarillo es de conformismo y el capitán enarbola siempre la bandera de la ambición: "La eliminatoria está igualada, quizá el Porto tiene la ventaja de haber finiquitado su Liga y de contar con mucha historia y tradición en Europa, pero nosotros jugamos la vuelta en nuestra casa y tenemos también nuestras armas". Pero cuando se le pregunta si firmaría el empate en Do Dragao, Senna no tarda ni un segundo en responder: "No. Solo firmo ganar".

viajará, pero no jugará // El mediocentro volvió el pasado martes a entrenar con el resto del grupo, pero no quiere arriesgar: "Cada vez estoy mejor, pero para el jueves es un poco pronto. Estaré para jugar unos 15 minutos frente al Getafe y ojalá en la vuelta pueda ayudar al equipo durante mucho más tiempo, este partido no me lo quiero perder". Senna reconoce que está trabajando "a toda pastilla" para jugar la recta final de temporada: "Se me ha hecho muy duro, pero en la anterior lesión no respeté los plazos y fallé. Ahora no quiero que me vuelva a pasar porque lucho para que se vea que no estoy acabado".

El incombustible futbolista de 34 años, que termina contrato el próximo 30 de junio, lo ha dado todo en el Villarreal y en la selección. Ha tocado la gloria y se podría pensar que ya está de vuelta, pero todo lo contrario: "Aún tengo cosas que demostrar. Sé que me quedan dos temporadas más al máximo nivel porque estoy con muchas más ganas que al principio. Hay jugadores que cuando pasa el tiempo pierden la ilusión, pero a mí me pasa al revés. No me planteo jubilarme".

Cuando se le pregunta por su renovación, el futbolista asegura que en la actualidad, ese tema "está en segundo plano. Lo que queremos todos es que vuelva a jugar y que demuestre que la lesión está olvidada". Y ahora, lo primero, es la eliminatoria frente al Porto: "Ellos ya están muy pendientes de nosotros y saben que no se pueden confiar. Estarán preocupados, como nosotros, en una eliminatoria más que ilusionante. No pueden estar creciditos". Por último, el centrocampista manda un mensaje a la masa social del Villarreal: "Tenemos que mantener la fe hasta el final. La oportunidad que tenemos por delante no la podemos dejar escapar, pero habrá que sudar y trabajar mucho, no va a ser un baño de ninguno de los equipos". H

Envio de noticia

Rellene el siguiente formulario para enviar esta noticia a un amigo por e-mail:

Las noticias más...