+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CIENCIA

De la UJI a la Antártida para vigilar la contaminación

El profesor Félix Hernández participa en una investigación para ver el impacto humano en el polo

 

El profesor de la UJI Féliz Hernández, en plena investigación. - MEDITERRÁNEO // UJI

CRISTINA GARCIA // CASTELLÓN 08/02/2017

El profesor Félix Hernández, responsable del grupo de investigación Química Analítica y Salud Pública integrado en el Instituto Universitario de Plaguicidas y Aguas (IUPA) de la Universidad Jaume I de Castelló, está participando en una expedición antártica para colaborar en el proyecto «Xenobióticos en las islas Shetland del Sur, Antártida» a través del que se busca evaluar el impacto causado por la actividad humana sobre la Antártida, con el fin de conocer el estado actual en cuanto a presencia de xenobióticos y generar un amplio banco de datos que puedan ser tomados como base para estudios futuros. Ello permitirá estudiar las tendencias en los niveles de contaminantes asociados a la presencia del ser humano en la región, vinculada principalmente a las bases científicas y la actividad turística.

En este ambicioso proyecto se contempla la toma de numerosas muestras de aguas residuales de las bases, agua superficial de lagunas que se usan para abastecimiento, nieve, agua de mar, sedimentos y liquen. Los estudios analíticos se llevarán a cabo en el IUPA, que cuenta con metodologías avanzadas capaces de investigar numerosos contaminantes orgánicos, mediante el uso de técnicas acopladas cromatografía-espectrometría de masas, de alta y baja resolución.  El abanico de compuestos a investigar es muy amplio, e incluye fármacos, con especial énfasis en antibióticos,  hormonas,  retardantes de llama, bifenilos policlorados (PCB) e hidrocarburos policíclicos aromáticos (PAH).

Estudios recientes realizados por investigadores del ámbito de la microbiología han demostrado la existencia de bacterias resistentes a antibióticos en la Antártida, motivo por el que resulta necesario conocer si estos compuestos se están liberando en el medio ambiente, y en qué niveles de concentración, como consecuencia del consumo humano.//