+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

los municipios siguen con los tratamientos

Los vecinos ya alertan de picaduras de mosquitos pese a los controles

Vecinos de Benicàssim, Almassora, Burriana y Vila-real creen que este año se han avanzado. Los colectivos urgen adecentar fincas privadas abandonadas que son focos de reproducción

 

Los vecinos ya alertan de picaduras de mosquitos pese a los controles -

SARA RIOS
30/05/2017

Los mosquitos ya han llegado. El aumento de las temperaturas ha supuesto la eclosión de este molesto díptero, que se deja notar en diversas poblaciones. Por ejemplo, Castellón, Vila-real, Almassora, Burriana y Benicàssim. A pesar de que los expertos auguran un verano «controlado» en cuanto a la plaga, ya que se están realizando tratamientos de forma periódica, en la práctica estos insectos empiezan a picar. Las asociaciones de vecinos lo tienen claro. Es necesario efectuar controles eficaces, pero también llevar a cabo la limpieza de solares abandonados, que se convierten en focos de proliferación. De momento, el mosquito que está actuando es el de la especie común.

«Este año creemos que se ha adelantado la presencia de mosquitos. El miércoles tenemos una reunión con el Ayuntamiento y, entre otros temas, preguntaremos qué se está haciendo», explicó el presidente de la Asociación de Vecinos de la Playa de Almassora, Francisco Jiménez. «Uno de los problemas que vemos, especialmente en la zona del Camí Catalans y el Camí l’Om Blanc, es que hay muchas fincas abandonadas, sin urbanizar, con piscinas vacías, donde se acumula el agua, y maleza, lo que supone que sean focos de mosquitos», indicó el portavoz vecinal.

En esta misma línea se manifiesta el presidente de la Asociación de Vecinos de Boqueras de Almassora, José Jiménez. «Ya hay un montón y todavía no estamos en verano; es necesario que tomen medidas», indicó.

Charlas // «Ya vemos bastantes mosquitos, así que creemos que será un año de mucha actividad». Así de contundente se muestra el portavoz de los vecinos del puerto de Burriana, Francisco Martí, quien advierte de que, en los últimos días, los mosquitos, «conocidos aquí como trompeteros», han empezado a picar. Los próximos días 6, 8 y 17 de junio hay previstas reuniones vecinales, entre representantes del Ayuntamiento y los residentes, para explicar las medidas que se están tomando. «La gente ya sabe qué tiene que hacer para que las viviendas no sean focos de mosquitos, pero aquí en el poblado marítimo hay muchos solares abandonados y sucios y ahí se crian», afirmó.

En la Marjaleria de Castellón advierten de la presencia de «más ejemplares que el año pasado, tanto tigres como comunes». Así lo explica Jorge Begués, presidente de la Asociación Plana Entrilles, quien alerta de que los mosquitos están «arraigados» en el Serradal y reconoce que le llegan «multitud de quejas».

Fincas que son «selvas» // En este último punto también hace hincapié el presidente de la Asociación de Vecinos de la Partida del Madrigal de Vila-real, Jesús Fernández. «Hace una semana que se ven mosquitos y están picando, pero aquí, aunque muchos fumigamos nuestra parcela, el problema está en todas aquellas fincas y huertos abandonados, donde los propietarios pasan olímpicamente de limpiar, a pesar de que parecen selvas», señaló Fernández.

En Benicàssim, vecinos de la zona norte, del complejo residencial Vilamar, aseguran que ya han sufrido «bastantes picaduras», sobre todo cuando salen a regar al jardín, incluso los ven. En la zona sur también hay. «Están empezando a salir», según el presidente de la Asociación de Vecinos de Benicàssim Sur, Antonio Ramón. Informa E. Bellido.

Temas relacionados