+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

TEMPORAL

Vientos de 137 km/h tumban árboles y vallas e impiden faenar a pescadores en Castellón

Las rachas más fuertes remiten hoy, al tiempo que bajan las temperaturas mínimas. La flota pesquera del Baix Maestrat no trabaja y en la capital lo hace solo una parte

 

XAVI PRERA
14/11/2017

Más fotos

Los bomberos retiraron un árbol caído en Peñíscola. - SIAB

El fuerte temporal de viento que azotó ayer toda la provincia tumbó varios árboles, impidió la salida al mar de muchas embarcaciones pesqueras y provocó varios sustos que fueron solucionados sin daños personales. Tal fue la fuerza de la ventisca que en Fredes (Baix Maestrat) se registró la racha más fuerte de la jornada en toda España, con 137 kilómetros por hora.

En Morella, Vilafranca y el aeropuerto de Castellón también se superaron los 90 km/h, mientras en otros municipios se alcanzaron los 89 km/h (Torreblanca), 86 (Atzeneta). De hecho, el interior norte de la provincia estuvo todo el día en alerta naranja por viento, mientras que en el litoral el nivel de emergencia fue amarillo.

La mayoría de servicios realizados por policías locales y bomberos estuvieron relacionados con la caída de árboles. En Peñíscola, un ejemplar de grandes dimensiones se desplomó en el patio de las antiguas escuelas, provocando daños en varios coches aparcados. También hubo incidentes como este en el camino Assagador del Maset de Onda, el Llosar (Vilafranca), Tales, Matet, Santa Magdalena y Castellfort.

SERVICIOS EN CASTELLÓN //

También en la capital de la Plana, la policía y los bomberos realizaron varias salidas por la caída de ramas, el descolgamiento de cables de teléfono en el camino Antilles, la caída de un vallado en el camino de l’Alcora o el desplazamiento de algunos contenedores. En Alcossebre, por su parte, los bomberos hubo que retirar una canalización que se había soltado y amenazaba con caer de un edificio de cinco alturas.

La actividad pesquera fue nula en Peñíscola y en Benicarló, mientras que en Vinaròs solo faenó un barco de una flota de más de 30. En Castellón y Burriana solo trabajaron dos embarcaciones de cerco, aunque sí salieron la mayoría de naves de arrastre.

Desde la pasada medianoche, las rachas tienden a bajar en intensidad, y la Agencia Estatal de Meteorología baja la alerta a amarilla en el norte y la desactiva en el resto del territorio. Tras ello, se producirá un descenso de las temperaturas, que en el caso de las mínimas pueden bajar de los cero grados en el interior.

Informan B.R., X.F., M.J.S. y N. E.

Temas relacionados