+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

reacciones en las localidades en las que se proponen los nuevos accesos a la ap-7

Vila-real y Vinaròs aplauden los viales y Benicàssim exige diálogo

Susana Marqués critica que desde la Conselleria no se contactara con ella. Los tres municipios coinciden en que se trata de actuaciones muy demandadas

 

Imagen de archivo de la AP-7 a la altura de la salida de Orpesa. A partir del año 2020, los vehículos podrán circular por ella de manera gratuita. - MEDITERRÁNEO

A. TEZANOS // E. BELLIDO
11/07/2018

El anuncio de que la Conselleria ha solicitado a Fomento la creación de tres nuevos accesos a la AP-7 ha sido recibida con agrado en las tres localidades que se verán directamente beneficiadas por esta medida: Vila-real, Vinaròs y Benicàssim. En esta última, sin embargo, con reparos, ya que según manifiesta su alcaldesa, Susana Marqués, el informe no ha sido consensuado con el equipo de gobierno local, pese a que desde el departamento autonómico se sostenía lo contrario.

«Una salida de la AP-7 siempre ha sido reivindicada desde Benicàssim», valora Marqués, que añade que «en su día ya se solicitó al Ministerio». Esta actuación se había proyectado a la altura del cementerio de la localidad.

Sobre la futura, sin embargo, la alcaldesa no tiene información por parte de la Conselleria: «Tenemos que ver qué propuesta ha lanzado, porque a nosotros no nos han preguntado nada».

CONSENsO // Donde sí ha habido diálogo es en Vinaròs, tal y como destaca su alcalde, Enric Pla: «Desde la Conselleria se pusieron en contacto con nosotros para consultarnos si estábamos de acuerdo con la propuesta y nosotros dijimos rápido que sí».

En la localidad existe la propuesta de un nuevo enlace entre la 232 y la AP-7, así como una mejora de la seguridad vial en la N-238 entre el peaje de la AP-7 y la N-340. Pla considera esta última actuación como la más importante. «Es una carretera recta, sin arcenes y con varios cruces, lo que la hace muy peligrosa. Hay un proyecto previsto, pero no se ha ejecutado nada», manifiesta.

buena noticia // Donde el anuncio ha sido acogido con satisfacción, sin matices, es en Vila-real. Y es que el nuevo acceso propuesto desde la CV-20 hasta la autopista es «una reivindicación histórica», según el concejal de Territorio, Emilio Obiol. «El Ayuntamiento siempre ha defendido que el clúster de la cerámica y el eje de la carretera CV-20 debe tener entrada y salida directa a la autopista. En ese sentido, estamos contentos de que el gobierno valenciano haya dibujado los nuevos enlaces de la futura A-7 de la Comunitat Valenciana», señala.

«No dudamos que la Generalitat, a partir de ahora, seguirá trabajando para hacer efectiva esta reivindicación», anima Obiol a la consellera María José Salvador.

En la localidad, además, está pendiente otro proyecto de conexión entre la futura ronda suroeste con la nacional 340, a través de una rotonda de 120 metros de diámetro. Sin embargo, la inundabilidad de la zona en la que se prevé llevar a cabo esta actuación (provocada por aportaciones de agua del barranco de Ràtils y de otros cauces menores) hace peligrar cualquiera de las propuestas contempladas para la unión de ambas vías.