+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El Consell amplía su plan de reformas de viviendas

El plan Renhata eleva este año su presupuesto para ayudas directas en 2,5 millones, que podrá aumentar para atender la demanda de los hogares

 

EN FERIA. La consellera María José Salvador presentó la nueva convocatoria de ayudas del plan Renhata. -

09/02/2018

La Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio reeditará este año su plan de reforma y rehabilitación de vivienda, Renhata, una iniciativa que implantó en 2017 y que llegó a beneficiar a un total de 122 hogares castellonenses, de los 863 que se dieron en toda la Comunitat Valenciana. En esta ocasión la medida verá incrementada su dotación presupuestaria en 2,5 millones hasta alcanzar los 5.5 millones de euros, según anunció ayer en la feria Cevisama la titular del departamento, María José Salvador.

La nueva convocatoria de ayudas directas también verá mejorada las condiciones de acceso, además de agilizarse los trámites administrativos para solicitar las subvenciones, tal como expuso ayer la consellera de Vivienda, cuyo anuncio fue muy bien recibido desde la patronal cerámica Ascer, ya que la medida fomenta el uso la cerámica en las obras de reforma de los hogares.

Entre las novedades de esta segunda convocatoria, Salvador subrayó la posibilidad de ampliar este presupuesto a demanda, lo que permitirá llegar a más gente y que más familias puedan mejorar las condiciones de sus hogares, según indicó. El propósito es que estas nuevas ayudas puedan llegar a 1.500 familias en la Comunitat y a ellas podrán optar aquellos hogares que, aun cumpliendo con los requisitos, no pudieron acceder a la subvención el pasado año por la falta de presupuesto y cuya ejecución de las obras se dieron el pasado año.

El anuncio de la consellera sirvió para abrir la jornada técnica sobre rehabilitación de viviendas que organizaba la Conselleria. Salvador destacó el efecto multiplicador de estas ayudas porque «una inversión de la administración autonómica de tres millones de euros en 2017 ha supuesto un impacto económico global de 12 millones de euros, que han beneficiado al sector y han contribuido a mejorar la calidad constructiva de 863 viviendas». Al aumentar el presupuesto en 2018, la Conselleria prevé que el impacto económico sea mucho mayor hasta llegar a los 17,5 millones de euros.

Los presidentes de Ascer y de la entidad ferial Cevisama, Vicente Nomdedeu y Manuel Rubert, respectivamente, celebraron la decisión de la Generalitat de renovar estas ayudas directas, así como del propósito del Consell de proponer al Gobierno central y resto de comunidades que incorporen este tipo de ayudas en sus respectivos planes de vivienda.

Estas subvenciones van dirigidas para la reforma de cocinas, baños y obras de accesibilidad, lo que representa un parque inmobiliario de casi un millón y medio de viviendas en la Comunitat.