+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

INICIAN LA RECLAMACIÓN A LOS ÓRGANOS COMPETENTES

Almenara reclama la inhabilitación de la polémica secretaria municipal

Alertan que tiene un historial conflictivo y que hay dudas sobre su título en Derecho. La alcaldesa cree que Sanz «cuenta con antecedentes de ser una persona enferma»

 

Paloma Sanz Barrera. -

MIQUEL À. SÁNCHEZ
17/11/2017

La alcaldesa de Almenara, Estíbaliz Pérez, va a solicitar a las administraciones competentes la inhabilitación de Paloma Sanz Barrera, actual secretaria del Ayuntamiento que preside, porque «cuenta con unos antecedentes propios de una persona enferma», destaca tajantemente la primera edila.

Para ello, desde el consistorio han iniciado la tramitación necesaria para remitirla a los órganos oportunos, tanto del Estado, como de la comunidad autónoma. Según la munícipe, Sanz lleva este año 106 días trabajados, «es una cifra bastante inferior respecto al resto de funcionarios que superarán, con creces, las 200 jornadas laborales».

Para Pérez, «es insólito que una persona como esta secretaria pueda estar al frente de la gestión de un Ayuntamiento en el que no se habla con una gran mayoría de compañeros, los cuales son los que hacen rendir el trabajo diario. Personal que, en diversos casos, ya ha sido denunciado por ella. Ya está bien de tener que soportar a alguien que tiene los indicios de estar enferma».

otra controversia // La alcaldesa también pone como ejemplo la polémica de Paloma Sanz sobre su titulación universitaria, situación por la que fue juzgada y estuvo en busca y captura por no presentarse al litigio. «No tiene reconocida la carrera de Derecho, es decir, el Ministerio de Administraciones Públicas no le valida estos estudios», recuerda.

Con todo ello, Pérez afirma que la trabajadora «da muestras de no estar capacitada para estar en el cargo que ostenta y, además, en los numerosos municipios en los que ha estado ha actuado de igual forma de como lo está haciendo en Almenara y lo único que ha propiciado es la paralización de la gestión local, con el problema que eso conlleva».

La primera edila no se queda ahí y remarca: «Parece ser que vive en otro mundo. Le da igual la repercusión de su trabajo, que se transmite a los funcionarios, y si un consistorio se paraliza, como el nuestro, la coyuntura la padecen los vecinos, así como los proveedores que desde junio están esperando el cobro de facturas pendientes, que la secretaria tiene en su despacho y yo, como alcaldesa, no puedo hacer nada, porque es su área». «Pone reparos hasta a la hora de adquirir escobas para la brigada», destaca.

HISTORIAL // Paloma Sanz ha ejercido en otras localidades de la provincia, en su mayoría de la zona norte, con conflictos similares a los actuales. Pero la confrontación más significativa la ocasionó en el Ayuntamiento de Beneixama (Alicante), donde salió con 28 causas contra funcionarios, todas archivadas.

«Por eso mismo creo que esta persona no reúne las condiciones para estar al frente de la gestión municipal de un ayuntamiento, ni de ninguna administración, porque su modus operandi es el mismo, que no es otro que paralizar la gestión y denunciar a toda persona que no cumpla su mandato, aunque este no sea el idóneo, ni mucho menos legal», concluye Estíbaliz Pérez.