CASETAS DE LAS FIESTAS

Benicàssim instala en las carpas de las fiestas limitadores de decibelios

El objetivo es evitar las denuncias y protestas de los vecinos y aumentará el control en las zonas de ocio . Los medidores de sonido marcan un tope de volumen que impedirá subir la música más allá de lo establecido

EVA BELLIDO 14/09/2012

Benicàssim realizará un control más exhaustivo del ruido en las carpas del recinto ferial durante la celebración de las fiestas de Santo Tomás de Villanueva, que arrancarán hoy y se extenderán hasta el próximo día 23. Y es que técnicos del Ayuntamiento “colocarán limitadores acústicos en las carpas” con el objetivo de que el ruido “no exceda de lo permitido por la ley y sea acorde con lo que marca la normativa”, según indicó la edila Carolina San Miguel.

Estos aparatos marcarán un tope de decibelios “que sean soportables y que no molesten a los vecinos”, por lo que “si alguien intenta subir el volumen, no podrá porque el sistema lo impedirá”.

Respecto a sus horarios, los puestos situados en el recinto deberán cerrar en fin de semana a las 5.30 horas, mientras que el resto de días de entre semana la hora de cierre será a las 2.30 horas, y, el jueves, una hora más.

Y es que el ruido todavía está dando que hablar en el municipio, especialmente por parte de la Asociación Benicàssim Mejor, que ha trasmitido en reiteradas ocasiones sus quejas al consistorio tanto durante la celebración de las fiestas como en las noches estivales benicenses a causa del impacto de algunas discotecas y espacios de ocio nocturno.

A LA ESPERA

El Ayuntamiento está esperando la sentencia, que estaba prevista para después del verano, del juicio que mantuvo el consistorio con la asociación a inicios de la temporada estival tras la denuncia presentada hace ya dos años, en septiembre del 2010 –gobernando el tripartito--, por Benicàssim Mejor ante el “exceso de ruido en el recinto ferial, que superaba los niveles permitidos”, según defendían desde la entidad. San Miguel señaló que confían en que sea una resolución “favorable al Ayuntamiento, porque en ningún momento se ha hecho en Benicàssim algo que no se haya hecho en otras localidades en fiestas”, quien añadió que la ley tiene ciertas consideraciones con el ruido en casos excepcionales “mientras no sea perjudicial para la salud”.

En cuanto a las quejas por molestias generadas por los locales de ocio nocturno, la regidora explicó que todas las quejas y denuncias “se han seguido diariamente y se han llevado a cabo los procedimientos y tramitaciones oportunas, tanto por parte del Ayuntamiento como de la Conselleria”. Además, añadió que un dispositivo especial de la Policía “ha estado los fines de semana en la entrada de la discoteca controlando y aplicando sanciones.

Envio de noticia

Rellene el siguiente formulario para enviar esta noticia a un amigo por e-mail: