+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

FORCALL trasladan la denuncia al seprona

‘Cazatesoros’ expolian en Forcall las excavaciones de la ciudad romana

Los ladrones utilizaron máquinas para detectar metales e hicieron 17 agujeros en la tierra en busca del botín. Responsables del taller de ocupación de Lesera creen que se han llevado monedas de hace unos 2.000 años

 

‘Cazatesoros’ expolian en Forcall las excavaciones de la ciudad romana -

MIGUEL AGOST
12/05/2015

La ciudad romana de Lesera, en el término de Forcall, ha sido víctima de un importante expolio por parte de ladrones cazatesoros. El botín se desconoce pero, presumiblemente, robaron monedas de gran valor de hace unos 2.000 años. También podrían haberse llevado metales preciosos o clavos, entre otros objetos, de aquella época. Los hechos se descubrieron ayer por la mañana, cuando los alumnos-trabajadores del taller de ocupación de la Mancomunitat de Els Ports dedicado a la arqueología llegaron al yacimiento donde están trabajando, en la Moleta dels Frares, y se encontraron 17 agujeros.

Casualmente, no trabajaban en el espacio desde el pasado martes, ya que la semana pasada se dedicaron a estudiar una zona en Vilafranca. El director del taller, Ramiro Pérez, señalaba que los expoliadores de este patrimonio histórico “robaron en algún momento entre el martes por la tarde al domingo, posiblemente, aprovechando las horas solares, justo unos días que no estábamos en Forcall”. Al respecto del modus operandi, Pérez y los encargados de las excavaciones tienen muy claro que “lo hicieron con detectores de metales, como los que se gastan en las playas, y cuando detectaron algo, excavaron”.

Francesc Duarte, monitor y responsable de la excavación, señalaba con resignación que “ahora será muy difícil recuperar el material. Es un hecho muy grave. Nosotros ya no lo encontraremos en esta excavación, perderemos la información que podían aportar, así como un importante valor artístico, y pasará al mercado negro de compraventa de numismática”. Además, los asaltantes aprovecharon las acciones realizadas hasta el momento. “Todo lo que habíamos tratado de forma metodológica y con riguroso cuidado ha ayudado al objetivo de los ladrones”, indicaba Duarte.

Por otra parte, los cazatesoros han perjudicado la investigación. Ramiro Pérez explicaba que, a nivel científico, “han mezclado distintos niveles históricos, de periodos distintos, lo que dificulta el trabajo que estamos desarrollando”. Un agente de la Guardia Civil del cuartel de Morella visitó ayer el yacimiento y la denuncia se trasladará al Seprona. H