BURRIANA

LA COMISIÓN DE

El Barrio Valencia vuelve a decorar la mejor carroza en la Batalla de Flores

JOAN NINOT JOAN NINOT 13/09/2004

La comisión del Barrio Valencia consiguió otra vez el primer premio de la Batalla de Flores. El segundo galardón se lo llevó L´Escorredor, que ha comenzado con mucho empuje el año de su 75° aniversario, después de construir también la mejor Cruz de Mayo hace cuatro meses.

En total, 21 carrozas participaron en este desfile que marca el final de fiestas en honor a la patrona de Burriana, la Virgen de la Misericordia, aunque, sólo 17 optaban a los ocho premios que clasifican representantes de las comisiones. La expectación fue masiva en el recorrido que realizaron por El Pla, la calle La Tanda, Merced e Iturbi.

En la primera vuelta, las carrozas estuvieron acompañadas de la banda de música de la ciudad, pero no se permitió que se tirase confeti y serpentinas para que los asistentes a la batalla de flores pudieran apreciar el trabajo que los artesanos del papel de seda han realizado para esta edición, en la que, una vez más, el Barrio Valencia marcó la diferencia entre los restantes vehículos engalanados que participaron.

RECORRIDO La primera carroza que abrió la batalla fue la de La Ravalera y cerró la representación de las comisiones falleras la del Barrio de Onda, que este año, como el barrio L´Escorredor celebra el 75° aniversario de su fundación. Detrás de las comisiones falleras desfilaron las carrozas de las tres capitales de la Comunidad Valenciana. Castellón, con la reina de fiestas recién elegida, Elena Llopis; Alicante, con la Bellea del Foc, Ana Guillen; y de Valencia vino la reina infantil, Laura María Ortega.

En nombre de las tradicionales fiestas del puerto de Burriana, estuvo la reina Carmen Sanchis. Y cerraron el desfile las reinas de Burriana, Belén Sierra y Andrea Casanova, ambas acompañadas de su corte de honor y las damas de la ciudad.

Tras la primera vuelta, tanto participantes como público iniciaron la tradicional batalla. Centenares de sacos de confeti y miles cintas de serpentinas cubrieron prácticamente carrozas y el circuito. Se convirtió en un auténtico espectáculo en el que tanto pequeños como mayores disfrutaron al máximo de una fiesta de colorido y alegría que pone fin a una semana de celebraciones dedicadas a su patrona, la Virgen de la Misericordia.

De los vehículos engalanados cabría destacar el buen trabajo de los artesanos de cada comisión, que consiguieron que la decoración, a pesar de estar realizada con papel, pareciera cualquier material más valioso. La imaginación, el diseño y la colocación del papel de seda son criterios que valora el jurado a la hora de otorgar los correspondientes premios a las comisiones falleras.

Envio de noticia

Rellene el siguiente formulario para enviar esta noticia a un amigo por e-mail:

Las noticias más...