+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

recomendación del síndic de greuges

Intervención tendrá en un mes el informe sobre Benicasim Golf

El documento dirá si hay que devolver lo cobrado por el IBI de las parcelas del PAI

 

Imagen virtual de la urbanización de parte de la superficie del programa de actuación urbanística Benicasim Golf. - MEDITERRÁNEO

EVA BELLIDO comarcas@epmediterraneo.com BENICÀSSIM
01/02/2018

La viceinterventora del Ayuntamiento de Benicàssim prepara un informe sobre los recibos del impuesto de bienes inmubles (IBI) del PAI Benicasim Golf de los últimos años y se da el plazo de un mes para su redacción, tras el comunicado del Síndic de Greuges de la Comunitat en el que insta al consistorio a anular los recibos de la contribución de las parcelas incluidas en el ámbito de esta actuación y a devolver «como ingresos indebidos» las cantidades recaudadas en los años anteriores que no hayan prescrito y que se cobraron en base a considerar los terrenos urbanos y no rústicos.

El máximo responsable de esta institución autonómica, José Cholvi, recomienda al Ayuntamiento que «de acuerdo a la legislación vigente, se dirijan a la dirección general del catastro y se haga una nueva valoración de los terrenos incluidos en el citado PAI, con el fin de que se refleje su realidad física y jurídica».

PLAZO // Desde la Sindicatura de Greuges establecen el plazo máximo de un mes para que el Ayuntamiento informe a este organismo autonómico, plazo que coincide con el tiempo que se ha dado el departamento de Intervención para elaborar el informe.

El caso surgió tras la queja formulada por un ciudadano que interpuso un recurso de reposición contra las liquidaciones del 2017 respecto a este impuesto, sobre el «retraso en la tramitación de la resolución de los PAI y denunciaba el excesivo importe del IBI de estas parcelas, al ser valoradas todavía como suelo urbano».

EL PROCESO // El pleno del 31 de marzo del 2017 aprobó una moción presentada por Compromís para iniciar los trámites tendentes a resolver los programas urbanísticos paralizados --como es el caso del Benicasim Golf--, basándose en las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat, que declararon nulas las liquidaciones del IBI y aclararon que los terrenos «deben considerarse como suelo rústico».