+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

burriana

Las obras del mercado acortan plazos y durarán mes y medio

Adjudican a Crisol Obras y Servicios la reforma al no caer en una baja temeraria

 

Crisol Obras y Servicios ejecutará los trabajos en la cubierta del mercado. - MARTÍ

JAVIER MARTÍ
13/06/2018

El Ayuntamiento de Burriana adjudica a Crisol Obras y Servicios SL la reforma y sustitución de la cubierta del mercado municipal. La mercantil tiene hasta mañana para presentar la documentación exigida y, de este modo, conseguir la concesión definitiva por 106.579,62 euros. El plazo de ejecución será de 45 días, a contar desde el momento en el que dispongan de los permisos para llevar a cabo las tareas encomendadas. La compañía no incurrió en baja temeraria y, por lo tanto, resultó elegida para el proyecto.

Fue la oferta más económica de las nueve que optaron al concurso público y, además, recortaba el calendario de los trabajos en el máximo de 15 días permitidos por los técnicos municipales. De este modo, reducen la previsión de dos meses a mes y medio.

trámites // Antes de que arranquen las obras, aún quedan por delante trámites administrativos. Entre ellos, la autorización para la retirada de la cubierta actual, formado a base de placas de fibrocemento ondulado con amianto. Este paso no depende del Ayuntamiento, sino de instancias autonómicas. La edila de Comercio, Maria Romero, trabaja desde hace tiempo en el asunto para completarlo cuanto antes. Esa es la incertidumbre más importante que tienen las partes para comenzar la ejecución del proyecto.

Por lo pronto, el consistorio mantiene el 30 de junio como el último día hábil para la instalación del mercado municipal y, a partir de ese instante, permanecerá cerrado al público hasta que finalicen las obras de remodelación y sustitución de la cubierta.

Es este el aspecto que motiva inquietud entre los vendedores del recinto. Dependiendo del día en el que realmente comiencen las intervenciones podrán tener una fecha aproximada --salvo fuerza mayor-- para regresar a sus puestos de trabajo, algo que ellos desean que sea posible para las celebraciones de la Misericòrdia, a principios de septiembre.