+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

NULES freno a la nueva demarcación

Un vecino de Nules impide que Costas se apropie de su cámping

Denuncia falta de obras que frenen la regresión y que repara él la escollera. La Audiencia Nacional admite su recurso y paraliza el deslinde costero

 

Un vecino de Nules impide que Costas se apropie de su cámping -

ESTEFANIA MOLINER
15/01/2014

El propietario del cámping Costa de Levante de Nules, Francisco Robles, ha conseguido paralizar el deslinde de bienes de dominio público marítimo terrestre del tramo de costa de unos 1.100 metros de longitud, comprendido entre la playa sur de Nules hasta el límite del término de Moncofa.

Un espacio en el que se asienta su cámping, el único del municipio, abierto hace 27 años, que, de seguir adelante el deslinde, pasaría a quedar asentado en suelo público, de Costas. Para impedirlo, Robles presentó el 5 de abril del 2011 un recurso contra la orden ministerial de 15 de febrero del mismo año, que aprobaba la nueva demarcación. Ahora, una sentencia de la Audiencia Nacional a la que ha tenido acceso Mediterráneo estima su recurso y paraliza el deslinde, en base a que, en el momento de notificar el deslinde a los afectados, no se habilitaron los medios personales y materiales para que los interesados pudieran consultarlo y recurrirlo si así lo consideraran oportuno.

En base a ese deslinde -la erosión ha dejado el antiguo dentro del agua-, pasarían a ser de dominio público unos 7.000 m2 de terrenos del recinto, que tiene unos 16.000 m2. Son las parcelas que se suelen utilizar más en Semana Santa y en verano, además de un párking.

Robles se muestra contento por la resolución, pero valora que con ello “solo hemos ganado una batalla, no la guerra”. “Es bueno después de tantos años de lucha, pero tenemos que seguir batallando”.

Para conseguirlo, Robles contrató al abogado José Ortega, especialista en Derecho de Costas Marítimas y fundador de la Plataforma Nacional de Afectados por la Ley de Costas, que consiguió el reconocimiento de Europa de que la normativa de 1988 era abusiva. En la provincia, Ortega también consiguió paralizar, en 1999, el deslinde marcado en la costa de Alcossebre.

“Somos una de las zonas donde más regresión hay de toda la provincia, por no decir de la Comunitat, y no hacen nada”, apunta Robles. “Yo continúo periódicamente rehaciendo la escollera para que no se coma el cámping, pero esto debería hacerlo Costas”, explica.

 

FALTA DE INVERSIONES // Considera que la situación actual se debe “a la dejadez de Costas” en este tramo del litoral, “que no ha actuado para frenar la regresión y solo ha hecho obras como el puerto de Burriana, que nos ha perjudicado aún más”. Tanto es así que cuando hay temporales, insiste, “somos nosotros los que adecentamos la playa y construimos las escolleras”. “Lo que gano en verano lo invierto después en invierno en adecuar la zona y frenar la fuerza de mar”.

“Tengo motobombas y las utilizo siempre que hay temporales, incluso me he visto obligado a tener que desalojar a gente”, reconoce el dueño del Costa de Levante. H