+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

BARÓMETRO 2017

Paro, sanidad y corrupción, principales problemas para los castellonenses

Puig estima que ha vuelto "la confianza y la honradez a la política valenciana"

 

Paro, sanidad y corrupción, principales problemas para los castellonenses -

REDACCIÓN
06/02/2018

El paro, la sanidad y la corrupción son los problemas más importantes que tiene la Comunitat desde el punto de vista de los castellonenses y del resto de ciudadanos de Valencia y Alicante, el 43% de los cuales cree que el Consell necesita más recursos para resolverlos y un 46% considera que a la Comunitat Valenciana recibe un peor trato que el resto de España.

Estos son algunos de los resultados del Barómetro de diciembre de 2017 encargado por la Generalitat, que se llevó a cabo entre el 27 de noviembre y el 20 de diciembre a 2.016 personas en entrevistas en domicilios de toda la Comunitat, y que supone el primero de sus características hecho en la presente legislatura.

El estudio concluye que un 42,6 % de los encuestados considera que el Gobierno valenciano defiende "poco" los intereses de la Comunitat ante el Ejecutivo español y subraya que solo el 17,8 % de los valencianos conoce que PSPV y Compromís son los partidos que componen el Consell e incluso un 4,7 % cree que es el PP el partido que gobierna en la Generalitat.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha afirmado este martes que los resultados del Barómetro Diciembre 2017, que ha hecho público la Generalitat, constatan que "ha vuelto la confianza y la honradez a la política valenciana". Así se ha expresado el jefe del Consell durante la presentación del estudio demoscópico a los medios de comunicación, en la que ha estado acompañado por la vicepresidenta del Consell y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra. El president ha explicado que "hay un cambio de percepción de los valencianos y valencianas" que supone un "inicio de la normalización" que deseaba la Comunitat Valenciana. "Hay estabilidad política y se ha desplomado la preocupación por la corrupción", ha asegurado.

"Nosotros partíamos de un haz de crisis cuando llegamos al Gobierno", ha manifestado Puig, quien ha
destacado que "el objetivo era devolver la estabilidad, rescatar a las personas, establecer la confianza e
impulsar el diálogo entre los valencianos para resolver esta situación", que ha calificado de "crisis política, económica y social". "Este barómetro lo que nos dice es que estamos superando las hipotecas que teníamos del pasado", ha apuntado.

En este sentido, el jefe del Ejecutivo valenciano ha informado de que "la valoración del Consell es positiva por primera vez desde 2009", y de que "existe la mejor percepción de la situación política valenciana desde 2007". No obstante, ha matizado que, pese a la mejora de la percepción ciudadana, subsisten como preocupación "problemas fundamentales del desarrollo del estado del bienestar, que tienen que ver con la educación, la sanidad, y un tercer pilar, que es el pilar social".

LA VALORACIÓN DE MÓNICA OLTRA

Por su parte, la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, ha destacado que este barómetro muestra cómo
las prioridades del Consell entroncan con las de la ciudadanía. "Estamos poniendo en marcha políticas que están en consonancia con lo que son las prioridades de los ciudadanos y ciudadanas", ha expresado.
Además, ha resaltado que el barómetro indica "una importante ruptura del dogma neoliberal", por la
petición ciudadana de mayor oferta de empleo para sanidad, educación y servicios sociales. "La gente
tiene claro que paga impuestos para unos mejores servicios públicos", ha explicado.

"La percepción que tienen los valencianos es que la Comunitat va mejor tanto política como económicamente", ha expuesto Oltra, quien también ha destacado que la percepción es "mejor que en el
conjunto de España", y que, además, los ciudadanos y ciudadanas "ven expectativas de mejora en los
próximos 12 meses".

El director general de Análisis, Políticas Públicas y Coordinación, Julián López, ha sido el encargado de exponer los datos pormenorizados del barómetro, el primero que se hace desde abril de 2015. El estudio se basa en una muestra de 2.016 entrevistas personales, que plantea preguntas de política general, sobre la acción del Consell y sobre la imagen de la Comunitat Valenciana.

López ha indicado que el barómetro, cuyo trabajo de campo se realizó entre el 27 de noviembre y el 20 de diciembre de 2017, muestra que ha descendido la preocupación por el paro y se ha desplomado la que había por la corrupción, al tiempo que han ascendido las relativas a sanidad y educación. "La ciudadanía va recuperando preocupaciones tradicionales", una situación que ha calificado de usual tras "un escenario postcrisis social y política".

Temas relacionados