+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

derivación de pacientes al instituto oncológico

El PP dice que Montón «pone en riesgo la vida de los valencianos»

El coordinador de Política Social califica de «escandalosa» la gestión en Sanidad

 

El coordinador de Política Social del grupo popular, Juan José Zaplana. - M. D.

R. D.
17/12/2017

El coordinador de Política Social del Grupo Parlamentario Popular en Les Corts, José Juan Zaplana, señaló ayer que «la ideología de la consellera de Sanidad, Carmen Montón, y del Titanic está poniendo en peligro la vida de los valencianos». «Los episodios que estamos viviendo en la derivación de pacientes al Instituto Valenciano de Oncología (IVO), y en cómo la consellera Montón y el gobierno de Compromís y PSOE anteponen la ideología a la vida de todos los valencianos es escandaloso», manifestó el popular.

«Cada día vemos cómo la consellera se ve más incapaz de asegurar que la sanidad pueda garantizar la salud y protección de la vida por su incompetencia y su sectarismo», reiteró Zaplana, para recordar que hace un año, «ya denunciamos desde el PP que se pretendía acabar con el IVO cuando el tripartito aprobó una ley (acción concertada) sectaria y limitativa de los derechos de los ciudadanos. Hoy es una realidad». «Pero el problema son los afectados, los pacientes, a quienes la consellera y su actual gobierno están impidiendo su tratamiento en esta institución concertada solo por su capricho ideológico y su sectarismo», denunció.

COLAPSO // En la misma línea, el portavoz popular indicó que «estamos viendo cada día cómo los centros hospitalarios están colapsados en urgencias por la falta de previsión y de recursos, mientras Montón anda de puentes y de vacaciones, dice abiertamente que no ha venido aquí a gestionar sino a hacer política, y eso no se puede consentir». «La sanidad valenciana está cayendo en picado. Las crecientes e insostenibles listas de espera hace que el gran trabajo de los profesionales se vea cuestionado ante la opinión pública por la falta de apoyo y la nula gestión en la previsión de recursos humanos y materiales», reiteró. «La sensación de la sociedad en general, hasta de algunos excargos socialistas, es que la sanidad valenciana es un caos. Lo he podido comprobar», sentenció.