+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL JEFE DEL CONSELL PIDE EQUIDAD

Puig apoya la propuesta de Iceta de financiación por una cuestión de justicia

El presidente de la Generalitat urge cambiar ya el actual sistema de financiación

 

Puig e Iceta en una pasada reunión. -

EFE 02/12/2017

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha expresado este sábado su apoyo a la propuesta del candidato del PSC el 21D, Miquel Iceta, para la reforma del sistema de financiación autonómico porque "tiene que ver con la normalidad" y es una cuestión "de justicia", no de "insolidaridad".

Ximo Puig ha participado junto a Iceta y el expresident de la Generalitat José Montilla, entre otros, en la III Convención Federalista organizada en Barcelona por la Fundació Campalans y la Fundación Friedrich Ebert Stiftung.

El jefe del Consell, en declaraciones a la prensa, ha abogado por abordar la financiación autonómica como "una cuestión de equidad" para evitar la "asimetría" y el "'dumping' fiscal español" que, en su opinión, provoca el sistema actual.

Desde 2002, según Puig, ha habido una "infrafinanciación" autonómica y ahora "debería haber una compensación", además de señalar que los créditos concedidos a algunas comunidades a través del FLA (Fondo de Liquidez Autonómica) "otros lo han tenido como financiación".

Ximo Puig ha recordado el informe del comité de expertos que cifra en 16.000 millones el déficit estructural del sistema de financiación para argumentar la necesidad de cambiar el sistema.

Durante su intervención en la convención federalista, el dirigente socialista ha confesado que cada vez duda más, de más cosas, porque se considera "un socialdemócrata crítico".

"Pero si hay alguna convicción que tengo -ha añadido- es el federalismo, sobre todo porque es imperfecto, porque ideologías perfectas y cerradas ya hemos tenido demasiadas".

En el transcurso de su intervención ha reiterado la "asimetría" entre la financiación de las comunidades de régimen foral y las de régimen común.

A estas diferencias ha añadido el hecho de que Madrid obtiene beneficios de la capitalidad, lo que permite a esta comunidad bajar algunos impuestos, por lo que ha asegurado que se trata de "un paraíso fiscal".

Ante esta situación, Puig ha afirmado que "Madrid no es una comunidad autónoma más, no lo es" y ha concluido: "que no nos digan que todo esto es normal, porque no lo es"

Temas relacionados