+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Pensiones

 

DOMINGO García Marzá
09/03/2018

El gobernador del Banco de España reprocha a los pensionistas haber pensado solo en tener una casa para vivir y no haber ahorrado en fondos privados de pensiones. Pero, por dentro, sabe que hicieron muy bien, pues de lo contrario estarían hoy en la calle, ellos y una buena parte de su familia en paro.

Nuestros gobernantes manipulan el lenguaje y disfrazan los datos hasta hacer que los propios pensionistas crean que sí, que el par de euros que les han subido su pensión es razonable porque ya no hay más dinero. Debemos estar callados y agradecidos, el futuro puede ser peor. Aquellos que no puedan ahorrar un plan privado, ya saben: «¡que se …!».

No quieren explicar, porque no interesa a quienes sirven, que sí hay solución a las pensiones si pensamos en una redistribución más equitativa de los impuestos. No quieren explicar por qué las corporaciones y el mercado financiero, al igual que las grandes fortunas, pagan menos impuestos que las pequeñas y medianas empresas o el resto de trabajadores. El dinero para las pensiones sale en su mayoría de los salarios, un 70% en nuestra provincia, no de quienes más tienen.

EL FUTURO de las pensiones no está en cargar más el escaso y precario trabajo que hay, sino en acabar con los paraísos fiscales y en garantizar que las plataformas tecnológicas, bancos, fondos y resto de multinacionales paguen lo que les corresponde. Estas semanas los pensionistas se lo están recordado al gobierno en la calle, delante de sus narices. Los mismos que en su mayoría les votaron. Yo, si estuviera en el gobierno, escucharía los gritos de su indignación.

*Catedrático de Ética