+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Reportaje a la contra

El primer aceite ‘en verde’ llega desde el Palancia

 

El proceso de elaboración del nuevo aceite virgen extra se encuentra en su ecuador. - MARTÍN

RAFAEL MARTÍN
07/12/2017

La almazara de Segorbe ha producido el primer aceite que, de forma experimental, se ha elaborado como resultado de la molturación de las primeras 45 toneladas de aceitunas, cien por cien verdes, obtenidas en la capital del Alto Palancia.

Se trata de 6.000 litros del nuevo aceite que se va a comercializar bajo la marca Segorbe Nostrum en Verde, elaborado por primera vez en las instalaciones, «con un método revolucionario para el que se ha invertido en una nueva y específica línea de extracción», según asegura el presidente de la Cooperativa Agrícola de Segorbe, Julián Calpe.

El nuevo aceite en verde tendrá un coste algo superior al Segorbe Nostrum normal y tendrá unas características organolépticas distintas que buscan agradar a los paladares más exigentes. Asimismo, se espera que esté en el mercado en las próximas semanas.

De forma paralela, la almazara ha abierto sus puertas a los recolectores emprendiendo una campaña por la que se espera obtener una buena cosecha de aceitunas, después de que el año pasado se registrara una de las peores recolecciones de los últimos años. Desde la asociación segorbina esperan recibir, en la temporada actual, más de dos mil toneladas de olivas que representarán cerca 350.000 litros de aceite.

El óleo de Segorbe Nostrum es un aceite virgen extra monovarietal, extraído en frío directamente de una selección especial de aceitunas de la variedad autóctona Serrana de Espadán, joya del aceite virgen extra. Además, dicho producto cuenta con un importante palmarés de premios y está considerado en las guías más prestigiosas como uno de los mejores aceites del mundo.

Dicha campaña de recogida de aceitunas se encuentra en plenitud y, Calpe declaró sobre la cosecha que «por la almazara de la cooperativa han pasado ya más de 1.800 toneladas de olivas, lo que hace pensar en que se podría superar las previsiones iniciales». Todo ello teniendo en cuenta que estamos en el ecuador de los plazos de recogida.

Igualmente, los rendimientos de la variedad de Serrana de Espadán, rasgo distintivo de la marca, también están resultando satisfactorios ya que están dando alrededor del 23% de aceite en lo que se refiere a las plantaciones de secano, mientras que las de regadío de la misma variedad están contribuyendo algo menos que los cultivos en seco.

También en la comarca, la producción está superando las expectativas. Una muestra de ello son las colas de vehículos que se forman en las almazaras de Viver, Jérica, Vall y Algimia de Almonacid y Altura, entre otras. Los mejores presagios indican que la campaña actual compensará los malos números del año anterior, aunque no se alcanzará el récord histórico del 2015.

Temas relacionados