Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

FÚTBOL

El Barça, de pase en pase hasta el récord europeo

Luis Enrique colocó a Iniesta y Denis por vez primera juntos en el once inicial y el equipo repartió 993 pases ante el Borussia

MARCOS LÓPEZ
07/12/2016

 

Empezó el Borussia, un equipo deshauciado en Europa, replegándose con una línea de cinco defensas al borde de la casa de Sommer.  O sea, como casi todos los equipos que han visitado recientemente el Camp Nou. Pasados unos minutos se organizó todavía más defensivamente incluso, con un descarado 6-3-1. Pero no contó el equipo alemán con que el Barça, diseñado con dos interiores de toque y pausa (Iniesta el maestro; Denis Suárez, el prometedor aprendiz) iba a empezar a tejer pases de tal manera que acabó los 90 minutos con 993, un récord en partidos de la Liga de Campeones.

Si se mira al capitán, ese balance es mucho más espectacular porque 100 de los 105 pases que dio en la primera parte fueron en campo del Borussia, prueba de cómo lo aplastó el Barça a través del balón.

 

TOQUE CON PACIENCIA

En otros partidos así, contra Granada, Málaga, Hércules o Real Sociedad, que hizo más pases que el Barça en Anoeta (algo insólito), se detectaba la angustia en el rostro de los jugadores azulgranas. Ante el Borussia, jugaron todos ellos (incluidos los seis fichajes de esta temporada que coincidieron en el once inicial) con una sonrisa de oreja a oreja.
 
«Circulamos el balón a mucha velocidad, con pocos toques y, además, siendo muy precisos», admitió el técnico, enfatizando en que «ha sido uno de los días en que hemos estado más precisos con el balón». Viajó más rápido que de costumbre la pelota y el Barça se sintió muchísimo más cómodo.

Tocó y tocó, con sentido, paciencia, y, especialmente, agrediendo con la pelota. Moviendo al Borussia de lado a lado, aguardando el momento oportuno, expresándose con ese idioma del pase. Un idioma universal para el Barça. Fueron, por ejemplo, los goles más elaborados de los últimos encuentros del Barça, con los laterales más profundos (Aleix Vidal por la derecha y Digne por la izquierda), mientras Messi ejerció de centrocampista, más cerca que nunca de Iniesta y de Denis, los interiores. Coincidieron, por vez primera, en el once inicial. Al partido 23 de la temporada, disfrutaron ambos de esa feliz convivencia.

Última hora
Entra y participa con tu firma
Pulsa aquí