+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

baloncesto

El Ciutat se viste de gala para recibir al histórico Manresa

El TAU Castelló quiere seguir la racha ante uno de los equipos más potentes de LEB Oro

 

RAFAEL FABIÁN
24/01/2018

No hay nada mejor para un miércoles por la noche que venir al Ciutat y disfrutar del mejor baloncesto». Esto dijo ayer Toni Ten. Ciertamente no le falta razón al entrenador del TAU Castelló, que intentará esta noche, a partir de las 20.45 horas, mantener la gran dinámica de resultados del equipo frente a uno de los cocos de la categoría, el histórico Manresa, que visita por vez primera el pabellón castellonense.

El cuadro catalán, como es lógico, no tiene el lustre que le hizo campeón de la ACB en 1998, pero cuenta con una de las mejores plantillas de la liga: «Es una locura tener en el mismo equipo a Jordi Trias y Nacho Martín».

En la primera vuelta, los de Toni Ten apenas presentaron batalla. «En el primer partido jugamos muy mal. Aguantamos el primer cuarto, pero luego nos pasaron por encima», recordaba el ondense. Por esa razón, y porque el Manresa no esté pasando en la actualidad por su mejor momento (suma dos derrotas consecutivas), los jugadores del TAU Castelló tienen una motivación extra para afrontar este partido, aunque quien piense que será fácil, no puede estar más equivocado: «Quizás ahora han dejado ver puntos débiles que nosotros tenemos que aprovechar, pero si queremos ganar, tenemos que hacer un partido de 10 y que ellos no lo hagan. Si los dos hacemos un partido de 10, la victoria caerá de su lado, porque son superiores», concluía el realista técnico local.

El ICL Manresa está diseñado y planificado para recuperar la máxima categoría, en la que ha ostentado un sitio privilegiado tantos años. Si a los ya reconocidos Costa, Álvaro Muñoz, Lundberg y Trias se le suma Nacho Martín, con siete temporadas en la ACB a sus espaldas... Pero el TAU mantiene «la misma mentalidad de siempre, sin renunciar a objetivos ambiciosos, pero siendo conscientes del potencial de los equipos que están detrás».

Los castellonenses, que contará con la única baja del lesionado Charles Nkaloulou, prepara una auténtica fiesta del baloncesto, en la que por si no hubieran suficientes alicientes deportivos, se entregarán regalos entre el público gracias a un patrocinador.