+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CD CASTELLÓN

La nueva hoja de ruta del CD Castellón

El nuevo director general, Jordi Bruixola, tiene un primer paso obligado: desbloquear las cuentas de la entidad, embargadas actualmente por la Agencia Tributaria H Habrá una nueva ampliación de capital

 

El objetivo es devolver la ilusión del ascenso a la afición es la gran reto deportivo - MEDITERRÁNEO

J. L. L.
13/06/2017

El CD Castellón iniciará este martes de forma oficial una nueva etapa encaminada a recuperar la confianza de una afición maltratada por David Cruz, pero sobre todo a garantizar la viabilidad de una entidad histórica que necesita una gestión eficaz para mantener las constantes vitales e iniciar su recuperación.

Desbloqueo del embargo de las cuentas por Hacienda

La primera y urgente labor a la que se enfrentan los nuevos gestores del CD Castellón es la de negociar con Hacienda el desbloqueo de las cuentas del club, embargadas por la Agencia Tributaria ante el incumplimiento de los pagos de la deuda con el erario público que asciende a casi 1,5 millones de euros.

El nuevo director general, Jordi Bruixola, deberá negociar un nuevo convenio con Hacienda para marcar los nuevos plazos y cuotas de los pagos, condición indispensable para que la entidad pueda seguir funcionando.

Puesta en marcha de una agresiva política de abonos

El nuevo CD Castellón está dispuesto a recuperar a la masa social descontenta por la mala gestión de los últimos años. Capital Albinegro prepara ya la nueva campaña de abonos para la temporada 2017/2018, que seguirá una agresiva política de precios, moderados y asequibles para la desencantada afición. En principio, la idea del club es ofrecer ventajas a corto y medio plazo a los socios que apuesten desde ya por el nuevo proyecto.

El grupo castellonense que se hace cargo de la entidad entiende que el principal activo del CD Castellón es su afición y que esta recupere la ilusión perdida tras muchos años de sinsabores y decepciones, tanto a nivel institucional como deportivo.

Una ampliación de capital acorde a la realidad del club

Tras solucionar el litigio con la Agencia Tributaria y poner en marcha el plan de recuperación de la masa social, el siguiente paso en la agenda de trabajo de los nuevos gestores será acometer una ampliación de capital ajustada a la realidad del club y destinada a que David Cruz, todavía máximo accionista, pierda definitivamente toda su cuota de poder. La anterior ampliación aprobada por Cruz recibió el unánime rechazo del albinegrismo.

La desvinculación total de Cruz en el plazo de 2 años

El acuerdo entre el nuevo grupo que se hace cargo del CD Castellón, Capital Albinegro, y David Cruz para la cesión de las acciones que controla este último comprende la desvinculación definitiva del expresidente en un plazo máximo de dos años.

Durante ese periodo David Cruz será compensado económicamente por su salida voluntaria del club en los términos que haya negociado con el nuevo grupo inversor y que no han trascendido.

Dos meses para estudiar con detalle los números

Jordi Bruixola, director general, y el nuevo presidente del club, Vicente Montesinos, se han marcado un plazo límite de 60 días para estudiar con detalle las cuentas del CD Castellón y verificar los números reales de una deuda que el expresidente David Cruz cifró la pasada semana en unos 3,9 millones de euros.

En ese sentido, los nuevos gestores esperan ver facilitada la labor con la cooperación de José Cano Coloma, que seguirá en el consejo de administración y será el principal encargado de desvelar los detalles de las cuentas, que conoce a la perfección como secretario del consejo y, además, abogado del expresidente.

Un relevo sin imposiciones por parte de exdirigentes

La nueva cúpula del CD Castellón no ha aceptado ninguna clase de imposición a la hora de tomar las riendas de la entidad y mantendrá su apoyo a la investigación y a la posible demanda de responsabilidades civiles y penales que pudiera recaer sobre exdirigentes de la entidad, como es el caso de José Manuel García Osuna, que reclamaba para facilitar la viabilidad del club con la cesión de sus acciones la retirada de la demanda presentada por el club contra su persona por la irregular administración del CD Castellón en la etapa de Castellnou2005.

El aval del Ayuntamiento de la capital de la Plana

El grupo de los futbolistas Pablo Hernández y Ángel Dealbert ya ha dado a conocer su proyecto al Ayuntamiento de la capital de la Plana, que en principio avala a los nuevos gestores, que piden al gobierno municipal de Amparo Marco un adecentamiento y mejora de las instalaciones de Castalia. Por contra, el CD Castellón no considera prioritaria la cesión de la instalación por un determinado número de años.

Temas relacionados