+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

REUNIÓN EN FRANCFÓRT

Los banqueros centrales avalan seguir dando pistas sobre sus medidas futuras

El BCE reúne en su sede a las principales autoridades monetarias del mundo

 

Janet Yellen (Reserva Federal), Mario Draghi (BCE) y Haruhiko Kuroda (Banco de Japón), en el reciente encuentro de Jackson Hole. - AP / MARTIN CRUTSINGER

EL PERIÓDICO
14/11/2017

Los principales banqueros centrales del mundo han apostando este martes por seguir dando pistas sobre la orientación futura de su política monetaria ('forward guidance', en el lenguaje técnico). Así lo han suscrito en Fráncfort el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Dragui; la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen; el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney; y el presidente del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, quienes subrayaron también la importancia de la comunicación clara respecto a sus objetivos a medio y largo plazo.

Draghi ha celebrado la "eficacia" de esta política como instrumento monetario y ha apuntado que probablemente se seguirá utilizando incluso después de que se decida subir los tipos de interés en la eurozona. En unas jornadas sobre la política de comunicación organizada por el BCE, ha explicado que el banco central del euro la utilizó por primera vez en el 2013 y desde entonces siempre ha funcionado de una manera "exitosa" para conducir las expectativas de los mercados.

"Hasta ahora, la experiencia ha sido exitosa, por lo que creo que continuaremos", ha aseverado Draghi. "El 'forward guidance' se ha convertido ya en un instrumento completamente desarrollado y de pleno derecho en la política monetaria. ¿Por qué descartar un instrumento de política monetaria que ha demostrado ser eficaz?", se ha cuestionado el economista.

Yellen se situó en la misma línea que Draghi, pero destacó que siempre debe considerarse el desarrollo de la economía real o productiva. "Toda orientación a futuro debe ser condicional y relacionada con las perspectivas de la economía", dijo. Por su parte, Carney hizo hincapié en la importancia de llegar a un público en general en temas de política monetaria, es decir, a todos los ciudadanos, en lugar de solo a los inversores y mercados financieros.