+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CONFLICTO EN LOS PUERTOS

Bruselas redobla la presión sobre España para que reforma la estiba

Aunque "no hay plazo límite" la posible multa exigida por la Comisión Europea por incumplimiento aumenta cada día

 

Estibadores del puerto de Bilbao, se han solidarizado con los estudiante acompañándoles en la manifestación que ha recorrido las calles de la capital vizcaína. - Luis Tejido / EFE

SILVIA MARTINEZ/ BRUSELAS
17/03/2017

La Comisión Europea ha tomado notado del rechazo este jueves en el Congreso del real decreto con el que el gobierno pretendía reformar el régimen laboral de los estibadores pero ha urgido al Ejecutivo español a tomar medidas y aprobar la reforma lo antes posible. "Es esencial que España reforme el sistema laboral de los puertos que no está en línea con la legislación europea", ha advertido una portavoz comunitaria. "Invitamos a España a que cumpla con la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE de 2014", ha añadido.

SIN PLAZOS PARA CUMPLIR

Aunque admiten que "no hay plazos límite específicos" para que el gobierno cumpla con la sentencia, la Comisión Europea ha recordado que hay un procedimiento de infracción que sigue en marcha y una propuesta de multa que sigue estando sobre la mesa y que podría llegar a hacerse efectiva si no hay solución antes de que el Tribunal europeo se pronuncie de nuevo sobre el recurso presentado por el Ejecutivo comunitario.

Concretamente, Bruselas ha pedido que se sancione a España con una multa de 27.522 euros diarios desde el pronunciamiento de la corte, el 11 de diciembre de 2014 y con otros 134.107 euros al día una vez que se publique la segunda sentencia. Es decir, hasta ahora el castigo sumaría más de 22 millones de euros. "Son las autoridades españolas las que tienen que encontrar la vía para cumplir. Mientras tanto el procedimiento de infracción sigue abierto", han reiterado sobre un procedimiento normal que solo finalizará una vez que la legislación española sea acorde a la europea.