+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LOS MÁS ALTOS DESDE EL 2015

Los carburantes se encarecen este macropuente

 

Un conductor reposta en una gasolinera de Barcelona. - EL PERIÓDICO

EL PERIÓDICO
06/12/2017

El precio de los carburantes durante este macropuente de diciembre se ha situado en los más altos desde mediados del 2015. El precio medio de la gasolina en España se ha situado en torno a 1,25 euros, mientras que el del gasóleo se ha quedado en torno a los 1,15 euros por litro. 

Las gasolina más barata en la provincia de Barcelona la comercializa la cadena Ballenoil con un precio mínimo de 1,157 euros (en Cerdanyola del Vallès), mientras que en el caso del diésel el precio más bajo es de 0,999 euros por litro, vendido por B-Oil en Barcelona, entre otras gasolineras. Estos datos los canaliza el propio Ministerio de Energía a través de una web de control de precios de los carburantes de acceso público. 

La evolución del precio de los carburantes ha tendido a subir en los últimos dos años, como consecuencia de los recortes de producción de crudo planteados por el cártel de países productores OPEP. 

El barril de petróleo Brent para entrega en febrero cerró en el mercado de futuros de Londres en 62,86 dólares, el 0,65 % más que al término de la sesión anterior.

El Brent subió entre el optimismo de los inversores por el compromiso adquirido la semana pasada por la OPEP y otros diez productores de mantener congelado su suministro de crudo en el 2018, para drenar las reservas almacenadas en las naciones consumidoras. Los analistas creen que, al margen de que haya altibajos, esta decisión será suficiente para mantener los precios del crudo estables durante el año próximo. 

La OPEP y otros diez grandes productores decidieron el pasado jueves mantener hasta finales del 2018 su política de retirar 1,8 millones de barriles diarios del mercado para reducir las reservas almacenadas en las naciones consumidoras y evitar la caída de los precios.