Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

SALIDA A BOLSA DE BANKIA

Un exdirectivo del Banco de España evita culpar a Fernández Ordóñez

Pedro Comín afirma que no rebotó a sus superiores los correos que advertían que el banco era inviable

P. ALLENDESALAZAR
14/03/2017

 

Pedro Comín, jefe del grupo de inspectores que supervisaban aBankia en el momento de su salida a bolsa en julio del 2011 y que desoyó las advertencias de sus subordinados sobre la inviabilidad del banco, ha evitado este martes en la Audiencia Nacionalresponsabilizar a la cúpula del supervisor, dirigida por el exgobernador Miguel Ángel Fernández Ordóñez, de no prestar atención a esas alertas. El imputado era el responsable directo a quienJosé Antonio Casaus, inspector jefe de la entidad, envió al menos cuatro mails entre abril y mayo de aquel año avisándole de que el grupo bancario "no es viable a medio plazo". Unos correos que Comín ha sostenido que no rebotó a sus superiores.

Según fuentes presentes en su declaración ante el juez instructordel caso, el exdirectivo ha defendido que la contabilidad del banco era correcta, un punto que ha sido cuestionado por los inspectores del Banco de España que han ejercido de peritos del magistrado. Las discrepancias con Casaus, ha argumentado, estaban en el análisis financiero sobre las perspectivas de futuro de la entidad. "Ha admitido que cometió errores en su análisis, que Casaus cometió otros y que en otras cosas estaban equivocados los dos", han apuntado las fuentes.

Comín, añaden, ha mantenido que analizó en profundidad las advertencias de su subordinado y las comentó con sus superiores, junto con su propio análisis discrepante del de Casaus y favorable a la salida a bolsa de la entidad. Su jefe directo era Pedro González, director del departamento de supervisión responsable de Bankia, y el de este era Jerónimo Martínez Tello, director general de supervisión, ambos también imputados. Eran estos, ha alegado Comín, quienes debían decidir qué hacer y qué propuesta plantear a la comisión ejecutiva del Banco de España.

ADVERTENCIA CONTUNDENTE
Casaus, en sus correos desvelados el pasado octubre, dejó extremadamente claro que consideraba inviable a Bankia por sus "muy graves y crecientes problemas de rentabilidad, liquidez y solvencia". De forma clarividente, alertó: "La salida a bolsa con un banco doble es el primer paso para nacionalizar las pérdidas, algo injusto y contrario a lo que nos pide la norma: velar por el uso eficiente de los recursos públicos". Básicamente, lo que acabó sucediendo.

El testimonio de Casaus fue clave para que la Sección Tercera de lo Penal de la Audiencia Nacional obligase hace un mes a Fernando Andreu, el juez instructor del caso Bankia, a aceptar la petición de laConfederación Intersindical de Cajas (CIC), representada porAndrés Herzog, de imputar a los máximos responsables del Banco de España y la CNMV en el 2011, entre ellos a Fernández Ordóñez, por entender que había indicios "múltiples, bastantes y concurrentes de criminalidad”. Andreu y el fiscal Alejandro Luzón se habían resistido repetidamente a hacerlo y este martes no han hecho ninguna pregunta a Comín.

Comín y González, junto al también imputado Mariano Herrera, dimitieron a mediados de febrero de sus altos cargos en el supervisor (eran la actual cúpula del área de supervisión) tras ser imputados por la Audiencia Nacional. El organismo gobernado por Luis María Linde expresó entonces su "plena confianza" en todos sus directivos y exaltos cagos investigados.