+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EVOLUCIÓN DE LOS INDICADORES

El IPC se mantuvo en el 3% en febrero y encadena seis meses en positivo

El alza de los precios sigue en el nivel más alto desde octubre del 2012

 

Un puesto de fruta en el interior del mercado de la Concepció. - JOAN PUIG

EL PERIÓDICO
14/03/2017

El Instituto Nacional de Estadística (INE) confirmó este martes que la tasa anual del Índice de Precios de Consumo (IPC) general en febrero fue del 3%, la misma que la registrada el mes anterior. De esta manera, el IPC encadena seis meses consecutivos en positivo y se mantiene en su nivel más alto desde octubre del 2012.

Entre los grupos con mayor influencia positiva en el comportamiento de la tasa anual se encuentra alimentos y bebidas no alcohólicas, que experimenta una variación del 1,7%, siete décimas por encima de la del mes anterior, debida en su mayor parte a la subida de los precios de las frutas frescas y legumbres y hortalizas frescas.

También influyó transporte, con una tasa del 8,5%, casi un punto por encima de la de enero, causada casi en su totalidad por el mantenimiento de los precios de los carburantes este mes, frente a la bajada en febrero del 2016.

Por su parte, el grupo con mayor influencia negativa fue vivienda, cuya tasa disminuyó un punto y medio, hasta el 5,9%, por la reducción de los precios de la electricidad.

La tasa de variación anual de la inflación subyacente (índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) disminuyó una décima, hasta el 1%, con lo que se sitúa dos puntos por debajo del IPC general. Además, en febrero la tasa de variación mensual del IPC general fue del -0,4%. Entre los grupos con mayor repercusión negativa en el índice general se encuentran vivienda, con una tasa del -3%, debida en su mayor parte a la disminución de los precios de la electricidad , y vestido y calzado, con una variación del -1,6%, que recoge el comportamiento de los precios al final de la temporada de invierno.