+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

INNOVACIÓN

‘Epyro’, del Colegio San Cristóbal, premiado en el Desafío STEM de Telefónica

Los alumnos de Bachillerato desarrollan un proyecto para mejorar la calidad de vida de los afectados por ELA

 

El equipo, formado por alumnos de Bachillerato y el profesor Julio Boixader. -

22/03/2018

Epyro, proyecto diseñado por alumnos de Bachillerato del colegio San Cristóbal, ha sido premiado como segundo clasificado en la categoría High del Desafío STEM de Telefónica Educación Digital. En esta competición interescolar nacional de programación y robótica han participado  652 propuestas desarrolladas por más de 3.600 alumnos de toda España, cuyo fin era crear soluciones innovadoras a problemas reales basadas en la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.

El grupo de trabajo que ha ideado y desarrollado Epyro está formado por los alumnos Carlos Feliu, Omar Guessous, Alejandro Orozco, Ana Carne, Nacho Ruiz y Carlos Benedito, quienes estuvieron tutelados por el profesor Julio Boixader.

Epyro es un proyecto que aspira a mejorar la calidad de vida de las personas que padecen ELA, esclerosis lateral amiotrófica, ofreciéndoles una forma alternativa de comunicación que les ayudará a relacionarse con sus familiares y amigos. Está compuesto por tres dispositivos: una caja impresa en 3D que almacena y protege el programa Arduino, una diadema lectora de las ondas cerebrales de los enfermos y una tablet en cuya pantalla se visualizan las instrucciones y respuestas que ejecuta el programa. Cuando hay un parpardeo voluntario, la diadema lee los ondas cerebrales del paciente y envía los datos vía bluetooth a la tablet, donde selecciona las situaciones de comunicación que desea representadas con dibujos y textos locutados por una voz digital.

Esta acción entronca con el ideario del proyecto educativo del colegio San Cristóbal, que promueve una formación en valores con vocación de servicio. Así son las actividades solidarias en las que participan los alumnos del Centro, donde aprenden conocimientos, habilidades y valores planificando y desarrollando acciones con una utilidad social. “Son proyectos estimulantes para los alumnos porque despiertan su espíritu creativo y emprendedor, adquiriendo un compromiso con la sociedad al tiempo que desarrollan destrezas como la colaboración, la resolución de problemas y la toma de decisiones” ha explicado el director del centro Cristóbal Bellés.