+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El PP vuelve a la carga e insiste en que Arrimadas se presente a la investidura

Ante la incertidumbre en torno a los plazos, los populares dictaminan que es la manera de tener un calendario "normalizado". El partido del Gobierno cree que podría suponer un "golpe de efecto" ante la posible repetición electoral

 

El vicesecretario de sectorial del PP, Javier Maroto. - JOSÉ LUIS ROCA

EL PERIÓDICO
30/01/2018

Ante las grandes incertidumbres que se abren después de que el presidente del Parlament, Roger Torrent, haya decidido posponer el debate de investidura, el PP ha decidido volver a la carga y reclamar a Inés Arrimadas que, como ganadora de las elecciones, dé el paso y  presente su candidatura. "Es la oportunidad de oro para quienes queremos volver a la legalidad en Cataluña", ha manifestado este martes el vicesecretario del PP, Javier Maroto, en una comparecencia en Madrid destinada precisamente a presionar a la líder de Cs en Cataluña. 

"No es el momento de quedarse en casa saboreando el triunfo electoral sino de ponerse a trabajar", ha sentenciado, argumentado que, ante las dudas que han surgido tras la decisión de Torrent, el paso adelante de Arrimadas evitaría que "corran los plazos sine die y que haya un calendario más normalizado". El reglamento del Parlament establece un periodo de dos meses, a contar desde la primera primera votación de la investidura, para la repetición de elecciones, si no se logra la conformación de un nuevo Govern. Pero la gran incógnita que divide a los juristas es si el aplazamiento del pleno de este martes pone en marcha la cuenta atrás para los comicios. 

El líder del PPC, Xavier García Albiol, también ha insistido en reclamar a Cs que "deje de ser una estatua" y aproveche la "división" en el independentismo para proponer a Arrimadas. En este sentido, ha adelantado que él solicitará una nueva reunión al partido naranja, el PSC y Catalunya En Comú-Podem para abordar la posibilidad de trazar una estrategia conjunta. 

El PP interpreta que, aunque no hay mayoría constitucionalista "sobre el papel", la presentación de Arrimadas no sólo podría servir para que empiecen a correr los plazos, sino también para que el constitucionalismo dé un golpe de efecto, similar a lo que ocurrió cuando en 1980 el expresidente Felipe González perdió una moción de censura contra Adolfo Suárez pero se ganó a la opinión pública, según a ejemplificado Albiol.

El vicesecretario de comunicación conservador, Pablo Casado, ya el lunes reclamó a Arrimadas dar un paso al frente para "marcar la agenda" y "avisar a los independentistas" ante un escenario en que ya nadie descarta una repetición electoral.