+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

JORNADA DEL PARTIDO POPULAR EUROPEO EN VALÈNCIA

Rajoy insta a seguir la lucha contra el «fantasma» del nacionalismo

El líder popular reclama al resto de partidos disposición a dialogar y pactar. El presidente del Gobierno reitera que genera división y pobreza en la UE

 

Rajoy y el líder del grupo parlamentario del PPE en la Eurocámara, Mandred Weber, toman una horchata. - EFE

EFE
09/03/2018

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, llamó ayer jueves a los partidos del centro-derecha europeo, integrados en el PPE, a seguir luchando contra el «nacionalismo excluyente», un «fantasma del pasado» que ha vuelto a la Unión Europea y que en su opinión es otra forma de populismo que genera división y pobreza.

Mariano Rajoy intervino en València en la reunión del grupo de trabajo del Partido Popular Europeo (PPE), en una jornada que inauguró la secretaria general de los populares, María Dolores de Cospedal, y que también contó con la participación de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Cataluña, la inmigración o la ciberseguridad fueron algunos de los asuntos tratados en esta jornada en la que Rajoy también se ha referido al Día Internacional de la Mujer, y con un lazo morado en la solapa --el que se luce en esta jornada reivindicativa--, prometió trabajar por la igualdad entre hombres y mujeres «sin regatear ni un solo esfuerzo».

APOYO INTERNACIONAL // El jefe del Ejecutivo aprovechó este encuentro con parlamentarios de su familia política europea para dar las gracias por el apoyo recibido por parte de «todos los países europeos y todas las democracias del mundo», ante el desafío independentista catalán, agradecimiento que también realizó a primera hora de la mañana María Dolores de Cospedal.

Insistió en que el momento actual es clave para el proyecto de integración europea, con retos como el brexit, la lucha contra el terrorismo, la agenda social, el marco financiero plurianual a partir del 2020 o la crisis de inmigración y de refugiados.

Pero a ello sumó algunos «fantasmas del pasado que vuelven», como el caso del nacionalismo excluyente, y ante la crisis catalana insistió en que en España, desde la ley y la justicia, se ha logrado que «prevalezcan la democracia y el Estado de derecho».

También aprovechó Rajoy, al defender el proyecto político europeo, para lanzar un mensaje implícito a otros partidos para pedir diálogo y reclamar disposición a los pactos. Señaló que a quienes les gusta Europa defienden la democracia y su normal funcionamiento, y precisó que un ejemplo de ello es el entendimiento alcanzado en Alemania entre partidos europeístas de distinto signo político para garantizar la gobernabilidad.

Frente a ello, lamentó que «los populismos de cualquier signo y color intenten mermar las instituciones desde dentro».

«El populismo es una gran amenaza porque son los viejos adversarios con nuevos ropajes», y representa también «la sociedad cerrada, la exclusión y la intolerancia bajo el formato de nuevos partidos», además de que solo trae «pobreza, división e inestabilidad», añadió Rajoy.